ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Un 23 de enero en Venezuela...


@|El próximo miércoles 23 de enero no será una fecha más para Venezuela. Será el aniversario 61 del golpe de Estado que terminara poniendo fin a la dictadura del General Marcos Pérez Giménez, quien en el año 1952 fuera designado como Presidente de facto hasta el año 1958, cuando fue forzado a dejar el poder y tuvo que huir a República Dominicana.

En los primeros días de enero de 1958, se desarrolló el primer intento de rebelión militar. Este levantamiento fracasó y los principales líderes del mismo terminaron arrestados. Días después, y de forma unificada surgieron nuevos grupos de integrantes de las Fuerzas Armadas que sumado a fuerzas ciudadanas dieron fuerza a la lucha contra el dictador.
Las cárceles fueron llenándose de distintos actores militares y sociales (presos políticos). Se cerraron centros de estudio y los movimientos estudiantiles fueron reprimidos.

Pese a esto, los movimientos sociales fueron creciendo y los días estaban contados para el dictador. A la lucha se incorporaron otros grupos de intelectuales y profesionales con manifiestos hacia el régimen. Se comenzaba a tomar las calles con grandes manifestaciones.

El 21 de enero comenzó una huelga de la prensa donde se fueron agregando sectores y terminaron con una huelga general.

El 22 de enero altos mandos militares mantuvieron reuniones para analizar la situación en general donde las fuerzas habían comenzado a sentir la caída del prestigio ciudadano. Esta reunión concluye en que los altos mandos solicitaron la renuncia del dictador al día después.

Ese 23 de enero fue el día “D”. Entre las distintas Fuerzas Armadas y la ciudadanía lograron derrocar a Marco Pérez Giménez quien abandonó el país en el avión presidencial “La Vaca Sagrada”.

Por estos días y como hace 61 años atrás, el pueblo venezolano viene uniendo las fuerzas de oposición al dictador Nicolás Maduro y el próximo 23 de enero sin dudas que se movilizará. Las fuerzas no parecen ser las mismas de aquel entonces. Las prioridades del día a día de los venezolanos son otras y en su gran mayoría luchan por alimentarse o conseguir sus medicamentos para poder sobrevivir. Los militares tampoco están parados en el mismo lugar. Maduro ha sabido tenerlos con trato preferencial en salarios, brindándoles hogares, vehículos y otros beneficios que sirvan para poder mantener esa fidelidad.

El próximo 23 de enero será una gran interrogante y dependerá de todas las conexiones que la oposición pueda hacer para volver a generar el apoyo de los venezolanos, para poder movilizarlos. Sin dudas la tarea más difícil será poder llegar al convencimiento de militares que piensen con honestidad en su pueblo y defiendan a la patria del dictador.

¡Fuerza Venezuela!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas