ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Elecciones departamentales (I)


@|Hay quienes ven el pelo en el ojo ajeno y no el ladrillo en el propio.

Este dicho obedece a que el FA ha provocado un escándalo con abierta intención de sembrar en la población serias dudas respecto a la honorabilidad del Presidente de la República, expresando que los viajes que éste realizó, en este mes de elecciones departamentales, al interior del país, tuvieron un fin proselitista; lo que viola la Constitución, que establece que el Presidente no puede hacer política partidaria porque es el presidente de todos.

En primer lugar, las visitas que ha realizado últimamente no difieren de todas las que casi mensualmente realizó desde que asumió la presidencia, para conocer de primera mano la situación sanitaria en aquellos departamentos en los que el Covid-19 se presentaba amenazante. También lo hizo para conocer los problemas, necesidades y aspiraciones de cada uno de los departamentos.

Esto debería hacerlo todo Presidente que se precie de tal y no manejar el país desde Montevideo.

Coincidieron estas últimas visitas en el mes en que se celebran las elecciones departamentales. Pero contra lo que dice el FA, éstas no tienen un contenido político, porque si se escuchan todas sus declaraciones, hizo lo mismo que en las visitas anteriores. Se interesó por los problemas de cada departamento, habló sobre temas generales y no tocó en ningún momento lo político, puesto que habló para toda la población sin interesarle a qué partido pertenecían.

Ahora bien, se ve que el FA tiene mala memoria u omite hechos de su autoría.

Debe recordar que durante los 15 años de gobierno, en reiteradas ocasiones el gobierno en pleno (esto es Presidente, Ministros y otras autoridades) se trasladaba a pequeñas localidades del interior del país, donde se organizaban los Consejos de Ministros y allí hacían exposiciones con clara intención de atraer a esa población hacia sus filas.

Pero si quedara alguna duda de su accionar proselitista, la frutilla de la torta la puso el propio Tabaré Vázquez antes de las últimas elecciones nacionales, cuando reiteradamente, hizo política partidaria en forma descarada, hablando permanentemente en televisión oficial y otros medios de los que disponía el Estado, influyendo así en la ciudadanía para que votaran al FA.

Esto sí fue una clarísima muestra de violación de la Constitución.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas