ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Elecciones departamentales


@|Vote por y para Ud.

Pasaron unos eternos once meses de las elecciones, en las que la ciudadanía decidió una segunda vuelta entre Luis Lacalle Pou y Daniel Martínez. Y diez meses en los que se decidió un cambio en la conducción del Poder Ejecutivo, del que venía gobernando los quince años anteriores con mayorías parlamentarias absolutas. Luego nos atacó la pandemia del Covid-19 y las elecciones departamentales y municipales debieron postergarse de principios de mayo a fines de setiembre.

Los casi cinco meses de retraso en estas elecciones han cambiado radicalmente el escenario para la decisión de la ciudadanía. Si bien en las elecciones departamentales y municipales se tienen en cuenta factores diferentes de los que se analizan en ocasión de las elecciones nacionales, ahora se sumaron otros elementos que van a pesar en el resultado final:

1. El gobierno enfrentó con determinación y arrojo a la pandemia que cayó como peludo de regalo a los trece días de iniciada la nueva administración, donde se ponía a prueba un elenco conformado por dirigentes de cuatro de los cinco partidos que conformaban la Coalición Multicolor.

2. Después de seis meses de acción, y de haber recibido una economía en franca recesión (5% del PIB de déficit fiscal, 50.000 trabajadores en el seguro de desempleo, tarifas públicas no ajustadas, etc.), se observaron procesos de cambios positivos en materia de seguridad y salud pública.

3. En ambas reparticiones públicas ha quedado en evidencia que el problema era de acción y no de reacción, que se trataba de dar órdenes – probablemente algunas antipáticas o riesgosas – ya que los elencos ejecutores no cambiaron y los resultados muestran a los ministros conduciendo equipos disciplinados y que si hay que apartar a alguien que no sigue sus directivas, no les tiembla la mano para apartarlos.

Ahora toca elegir intendentes y alcaldes.

Por favor, tenga en cuenta sus antecedentes en materia de manejo de los dineros públicos y del cumplimiento de promesas hechas para obtener votos. Piense que más allá de fidelidades políticas, usted deberá pagar los impuestos municipales o departamentales que le imponga el gobernante electo por la mayoría y probablemente usted vea que los mismos sean utilizados en cargos y sueldos para acomodar a los diferentes cabecillas de sus agrupaciones partidarias y no en recoger apropiadamente la basura o mantener calles y veredas en forma apropiada.

Su oportunidad es ahora!!! Piense quién merece su voto y que es la oportunidad que la democracia le brinda un día cada cinco años.

Tenga presente lo que ocurre en Venezuela y en Argentina... Luego no se queje...

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas