ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Es la economía...


@| En la campaña electoral de los Estados Unidos de 1992, Bill Clinton, que en las mismas derrotó a George H.W. Bush, interpelado por un periodista afirmó; “Es la economía estúpido”. En 1984, cuando Ronald Reagan hizo campaña para su reelección utilizó, con fines propagandísticos, la siguiente interrogante: ¿se encuentra usted mejor ahora de lo que estaba 4 años antes? (“Are you better off than you were four years ago?”). Por su parte Barack Obama, cuando también fue por la reelección, en el año 2014, utilizó la retórica de Reagan, en un programa televisivo (“60 minutes”) y agregó “Y la respuesta es, que el país está definitivamente mejor de lo que estaba cuando yo asumí la presidencia” (“And the answer is, the country is definitely better off than we were when I came into office”). Lo cierto es que tanto Reagan, como Clinton y Obama fueron reelectos, en gran medida, porque su gestión había sido exitosa.

Traslademos esa experiencia a nuestra realidad. En las elecciones del año 2004, por primera vez en nuestra historia, los partidos tradicionales que surgieron en 1836, dejaron de ocupar la primera magistratura del país.

Muchos recordarán la zozobra que los uruguayos vivimos a partir de los años 2001 y 2002, con la crisis bancaria, la aftosa, las dificultades para vender nuestros productos, lo cerca que estuvimos de caer en default como reclamaba el Frente Amplio y el coraje con que, el Presidente Jorge Batlle y su ministro de Economía el Dr. Alejandro Atchugarry, pusieron en juego para sortear esa tormenta perfecta que abatió a nuestro país.

El 1o. de marzo de 2005 asumió la Presidencia de la República el Dr. Tabaré Vázquez. El panorama económico del Uruguay había empezado a mejorar con mucha fuerza, lo que incidió en que en el año 2010, volviera el Frente Amplio a asumir la primera magistratura del país en la persona del Sr. José Mujica. Fueron años de una bonanza de características excepcionales en la historia económica del Uruguay. Pero, además del enorme ingreso de divisas por la venta a precios excepcionales de algunos de nuestros productos (la soja a más de US$ 500,oo la tonelada), el país gastó a crédito miles de millones de dólares, con emprendimientos inviables (gasoducto, puerto de aguas profundas, Alas U, etc. y una pésima gestión de los dineros públicos (ANCAP, ASSE, etc.) que determinó que la deuda externa creciera a niveles monstruosos. Durante el gobierno del F.A, aumentó la desocupación, aumentaron los impuestos y las tarifas públicas, la educación es un desastre, la corrupción campea y a pesar del incremento enorme que ha tenido el presupuesto para la lucha contra la delincuencia el crecimiento de la criminalidad ha alcanzado cifras increíbles. A todo ello habría que agregarle la recesión que algunos economistas están anunciando.

El panorama ha cambiado. Al margen del brillo de los discursos políticos, de las ideologías, del fanatismo, de los spots publicitarios y del carisma de los candidatos, serán los bolsillos vacíos de mucha gente que se encuentra peor, que no puede cubrir sus gastos, que ha comenzado a desesperarse porque ve un porvenir ominoso, los que van a incidir, con mayor fuerza, en el resultado electoral del próximo octubre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas