ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Del Dr. Pablo Álvarez


@|Sr. Director: Esta carta, que envío y solicito sea publicada por ustedes, surge como respuesta a la lectura del artículo “Morir para vivir” de las periodistas Mariangel Solomita y Paula Barquet que posee varias inexactitudes que hieren mi honor. 

No me referiré al tema de fondo del artículo el cual es altamente controvertible y creo debe ser resuelto en ámbitos profesionales de la salud y no a través de artículos de prensa. 

En dicho artículo se plantean posibles conflictos de interés y desprolijidades en mi accionar respecto al programa piloto de prevención primaria de muerte súbita propuesto y aún no implementado por el Fondo Nacional de Recursos (FNR). 

Soy médico internista, cardiólogo y actual profesor agregado de medicina interna de la UdelaR desarrollando mi actividad desde hace más de 20 años en el Hospital de Clínicas. En el año 2001 concebimos y llevamos adelante, junto a otros colegas, la Unidad Multidisciplinaria de Insuficiencia Cardiaca (UMIC) con objetivos de mejorar la asistencia, la investigación y la docencia sobre esta patología. La seriedad con que llevamos a cabo este trabajo desde el año 2003 se ha visto coronada por múltiples publicaciones en revistas científicas nacionales e internacionales, el reconocimiento de la Academia Nacional de Medicina con el “Gran Premio Nacional de Medicina 2014” el cual fue precedido por el “Premio Anual del Departamento Clínico de Medicina del Hospital de Clínicas 2013”, pero, por sobre todas las cosas, por el reconocimiento diario de nuestros pacientes a quien nos debemos cien por ciento. Toda esta tarea la he realizado cada día de mi vida observando el espíritu universitario y ético que me enseñaron mis mayores y que he intentado transmitir a mis discípulos. 

Paralelamente a mi tarea universitaria me desempeño, desde el 2001, como médico evaluador externo del FNR en el contexto del sistema de segunda opinión, evaluando y dando mi opinión profesional sobre la pertinencia de diferentes procedimientos cardiológicos realizados a pacientes. Siempre desarrollé esta tarea con la seriedad profesional que, quienes me conocen saben, me caracteriza. Para realizar esta tarea el FNR nos solicita firmar una constancia de ausencia de conflictos de interés la cual firmé pues no se desprende de ambas tareas descritas ningún conflicto de interés. 

El programa piloto de prevención primaria propuesto por el FNR, de cuya gestión, discusión y publicación no participé nunca, propone que para su ejecución se establecerá un convenio con el Centro Cardiovascular del Hospital de Clínicas y el Equipo del Programa de atención de pacientes con Insuficiencia Cardíaca Avanzada del Hospital. 

Las Sras. periodistas establecen en un epígrafe de su artículo titulado “Posible conflicto de interés detrás del plan” un nexo entre mi hermano el Profesor Alfredo Álvarez Rocha quien actúa como asesor de procedimiento cardiológicos para el FNR y mi persona en una supuesta “desprolijidad” de la cual “en el Clínicas hay especialistas conscientes”.

Esta afirmación que hace referencia a supuestos especialistas del Hospital de Clínicas sin dar nombres (ya que los entrevistados que aparecen en la nota ninguno trabaja en el Hospital de Clínicas) es inaceptable para mí desde todo punto de vista. Si hubiera tal desprolijidad y tales especialistas conscientes de la misma creo que ellos estarían en falta al no denunciarlo en el ámbito del demo universitario. 

Dice la nota: “Consultado por El País, Pablo Álvarez Rocha prefirió no hacer declaraciones sobre el programa en general. Dijo que aún están en negociaciones”. Nunca expresé que estuviéramos en negociaciones y si dije (literalmente en mensaje de WhatsApp) “el tema se está aún resolviendo en la interna y prefiero no hablar”. Y esto significa que, vinculado a la ejecución de dicho programa y nuestra participación en el mismo, no hay nada resuelto aún y existen muchas observaciones que en lo personal tengo respecto al mismo. 

Por último realizar la aclaración para cualquier clase de lector que no esté vinculado al tema: en el caso que dicho programa se llevara a cabo, quien escribe y cualquiera de los colegas involucrados en el mismo no recibirían ningún tipo de beneficio ya sea económico o de prestigio profesional.
Dicho esto, no es mi intención comenzar una polémica mediática a la que no me prestaré. Con esta carta pretendo conservar el prestigio de mi imagen sin perjuicio de considerar otros caminos a seguir si fuera necesario. 
Desde ya muchas gracias.

Profesor agregado
Dr. Pablo Álvarez Rocha
Coordinador de UMIC

-------------

NOTA_DE_REDACCIÓN
El doctor Pablo Álvarez Rocha dice que el posible conflicto de interés detrás del programa piloto que señalamos en el artículo surge de “supuestos especialistas del Hospital de Clínicas sin dar nombres”. De las entrevistas realizadas a los distintos cardiólogos, a la directora del Fondo Nacional de Recursos (FNR), Alicia Ferreira, y tal como detalla el texto del programa piloto, consta que la evaluación de tres meses a aquellos pacientes con indicación de implante de cardiodesfibrilador estará a cargo del “programa de atención de pacientes con Insuficiencia Cardíaca Avanzada del Hospital de Clínicas”. Al buscar información al respecto, encontramos la página web de la Unidad Multidisciplinaria de Insuficiencia Cardíaca el nombre de Pablo Álvarez Rocha entre sus coordinadores. Al leer el nombre del profesional, nos resultó conocido de una lectura anterior y efectivamente, al revisar los expedientes del juicio de amparo de dos pacientes distintos, confirmamos que el nombre de Alfredo Álvarez Rocha (Alfredo, no Pablo) se incluía como asesor del FNR en el “Ateneo Cardiodesfibrilador” de ambos casos. 

Ante la constatación de dos nombres que coinciden, consultamos a Alicia Ferreira por el FNR, quien confirmó que eran hermanos y aclaró que no consideró un conflicto de interés porque Alfredo es asesor en cardiología pero no en cardiodesfibrilador (afirmación que los documentos contradicen). También consultamos a distintas fuentes del Hospital de Clínicas para saber qué tanto se comentaba esto en la interna. Como dice la nota, las fuentes hicieron hincapié en que este programa no les daría un rédito personal a los hermanos. Además fue consultado el propio especialista, quien prefirió no declarar excusándose en que “el tema se está resolviendo aún en la interna”, respuesta que fue resumida como “aún están en negociaciones”, lo que entendemos mantiene el sentido de su declaración.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º