ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

No más discursos


@| Advertimos la necesidad de implementar soluciones de fondo que permitan orientar a a las diferentes clases sociales, que aunque deseemos la no existencia, hoy son extremadamente notorias. A los pobres e indigentes cada día se les aleja más la oportunidad de dignificar su estándar de vida, puesto que no han sido contemplados en lo básico, como ganarse la vida honestamente, educación de primera para sus hijos, quitarles el flagelo de la droga en sus barrios, proveerles viviendas económicas pero dignas, -como las propuestas por el diputado Rubio-, base sustancial de integración al colectivo ciudadano del país. Todo esto potenciaría a quienes están sumergidos y seguramente en esos barrios se reduciría en forma manifiesta la delincuencia, ya que emerge de esos ámbitos, los más postergados de la sociedad uruguaya.

Nuestro país que supo ser lo más ecuánime en otro contexto histórico, sobre la integración social, necesita aporte en seguridad que logre desestimular a quienes generan un día sí y otro también, actividades delincuenciales, que generan un grave perjuicio a quienes honestamente y dentro de la ley luchan por la sobrevivencia y jerarquización de sus economías, las que son violentados sin ningún límite, incluida la vida propia y la de sus trabajadores.

El temor está inmerso en la ciudadanía y se necesitan cambios radicales, pero no de violencia sino de planes que permitan a la juventud de esos contextos críticos, optar por actividades licitas propuestas desde el estado y del empresariado sacrificado, dado el contexto económico de la actualidad.

Esto no se arregla solo con fondos del Mides, sino con planes a desarrollar en los barrios sumergidos, con participación directa de grupos de personas sensibles y preparadas, que han de encontrarse con lo más triste de la sociedad, de la que todos debemos ser partícipes para mitigar e incentivar a uruguayos desplazados por no ser considerados, a la hora de planificar, de parte del estado nacional, que debe contemplar, a todos los hijos nacidos en este nuestro hermoso país.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas