ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Directores y Gerentes

Tienen que rendir cuentas


@|La reciente remoción del Gerente General de DUCSA, una empresa que es 100% propiedad de ANCAP y que se dedica a la distribución de sus combustibles, ha causado cierto revuelo en el usualmente sosegado verano uruguayo. Es que ha coincidido con los reclamos de la gente del campo en cuanto a la opresión que sienten sobre sus hombros por el peso de las cargas fiscales, sean estos impuestos, tarifas públicas, contribuciones
inmobiliarias, impuesto de primaria, cargas sociales, etc.

Ahora bien, ¿qué tiene que ver el sueldo de un cargo de confianza en una empresa “privada”?

Se menciona que ganaba unos 680.000 pesos y que no aceptó una importante rebaja salarial que pretendía la patronal… Desconociendo y por supuesto sin menoscabo de su capacidad profesional, el mencionado gerente había permanecido en el cargo por diez años…

Y aquí es donde creo que deberíamos efectuar algunas consideraciones:
1. Si bien el sueldo expresado en pesos aparece como abultado, en términos de dólares equivaldrían a unos 24.000, que se elevarían a unos 30.000 dólares mensuales, si consideramos aguinaldo, salario vacacional y cargas sociales. 2. Un cargo gerencial para una empresa que mueve millones de dólares no aparece tan disparatado, salvo por: a) ANCAP es su dueña, fija los precios de sus productos, con la venia del Ministerio de Economía, vende al contado, y es oligopólica, es decir tiene la mayor parte del mercado que comparte con Exxon y Petrobras; b) los resultados de esta empresa, sean favorables o no se vuelcan a los de su propietaria que tuvo en los últimos años la escalofriante pérdida de unos 800 millones de dólares. 3. Siguiendo un razonamiento orgánico racional, este cargo – sin importar la persona que lo ocupe – debería estar en un quinto puesto jerárquico dentro del escalafón correspondiente: 1º Presidente de la República, 2º Ministro de Industria, 3º- Directorio de ANCAP, 4º Gerente General de ANCAP y 5º Gerente General de DUCSA.

Nuevamente, nos referimos a cargos y no a personas que los ocupan, pero el actual Presidente estaba en funciones hace 10 años y ¿no se enteró que un subordinado percibía un salario superior al suyo? ¿Y el Ministro de Industria y el Directorio de ANCAP que lo designó? ¿Se justificaba el pago de ese sueldo? ¿Quién lo determinó, el Directorio o el Gerente General de ANCAP? ¿Al pagarle una cifra mayor de la que ellos percibían, estaban reconociendo una capacidad mayor a la de ellos? ¿Quién era el último responsable jerárquico?

Creo que los uruguayos y las uruguayas deberíamos exigir que los gobiernos sean estos nacionales, departamentales o municipales deban rendir cuenta de sus gestiones en forma periódica (mensual, trimestral), explicando cabalmente los resultados económicos, sociales y coyunturales y la razón del porqué de los cargos de confianza, compras directas y de las observaciones incumplidas del Tribunal de Cuentas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas