ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

¿Es tan difícil de entender?


@| Se terminaron las primeras elecciones y creo que es el momento para que los que como yo, nunca acompañamos a un solo partido (aunque nunca voté al FA) saquemos algunas conclusiones.

En primer lugar sepamos que 4 de cada 10 votantes siguieron votando al partido de gobierno y a su balbuceante candidato acompañado por la ignota candidata a vicepresidente, más jugada a la división de la población que a la unidad en un discurso sesentoso que alguien con buen criterio parece haberle mandado esconder. Debemos trabajar para que esa brecha ideológica tienda a desaparecer. Son mucha gente y hay que arrimar los “bordes “ para que se entienda que hay caminos mejores y más sanos en el tiempo. Somos todos uruguayos confinados a vivir en el mismo territorio.

Lo mejor será sin rencores ni envidias.

Pero ese 40% está y su mayoría compuesta por MPP y PCU hará que la izquierda se radicalice un poco más. Es notorio que esas 2 agrupaciones tienen un alto nivel de movilización y persistencia en el logro de sus objetivos. Hoy, el Uruguay tiene 400.000 personas que aspiran a seguir lineamientos marxistas, métodos gramscianos y otros componentes de siglos pasados, enarbolando la idea de que todo lo realizado en los últimos 3 períodos fundó una especie de nuevo país donde se habla y practica el uso de derechos sin necesidad de corresponderse con obligaciones. Afirmados en que la dialéctica debe venir por el lado de la descalificación del adversario sin importar la veracidad de lo dicho ( y mejor aún si no lo es)
Esa es una realidad y hay que tomarla como tal. Son la minoría mayor detrás del sueño del poder perpetuo creyentes de la promesa infantil de la mejora personal sin esfuerzo propio.

Por otro lado está el conjunto de la oposición, cuyos distintos componentes sumados son una clara mayoría. Los integrantes de esta última deberían percibir claramente que los que los votamos lo hicimos para eso, para que se entienda claramente que queremos un cambio de rumbo bien definido.
Lo expresado viene al caso pues veo con preocupación que algunos integrantes del Parido Colorado ya comenzaron a pensar en juntar voluntades pues no están dispuestos a ir detrás del líder del Partido Nacional.

Pues bien, se ve que no entendieron nada.

Ya no es el tiempo de las banderías y los rencores atrabiliarios de un partido hacia otro.

Es el momento que cada uno haga historia, aceptando lo que la mayoría decidió. Lo contrario es infantilismo de pequeña política aderezado con incomprensión de la verdadera voluntad popular. Tal vez debieron tomar en su momento la actitud del diputado Amado, quien por lo menos claramente se distanció del partido y se jugó a una competencia abierta (él tampoco sintonizó la realidad del sentir general y así fue el resultado que obtuvo). Actuar ahora, con las cartas vistas es aquello de que “juego mientras gane, si no me llevo los juguetes y se terminó”.

Haber votado al PC y apoyar ahora al FA (con Mujica, Andrade y sus muchachos a la cabeza) es trampear la expresión que hizo la gente que votó dentro de esa colectividad.

La gente votó con matices pero con un sentir generalizado. Cambiar el gobierno y retomar la senda del crecimiento con otras herramientas distintas a las actuales que privilegien el esfuerzo y la persistencia en pos del objetivo, sin esperar que algunos, imbuidos de una creencia de superioridad moral, intelectual y etc. nos den todo masticado, digerido de acuerdo a su leal (?) entender y saber para que todos seamos buenos, lindos, ricos , honestos y solidarios ( una maravilla) teniendo siempre la excusa fácil de que cuando las cosas no salen se debió a factores externos, sin asumir nunca culpas propias. Todo ello acompañado con la palabra “autocrítica” ( ¿alguien escuchó alguna seria, que haya detallado algún problema con real asunción de la propia responsabilidad?).

Señores secesionistas, tal vez sea el momento de una profunda reflexión. El Partido Colorado ya había planteado claramente que estaba de acuerdo con un “gobierno multicolor”. Jugar ahora en contra es desconocer la voluntad del partido y sus votantes.

Los próximos días definirán quienes realmente respetamos los resultados de las elecciones, vean de que lado quieren quedar. Recuerden que la historia juzga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas