ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Diferencia entre gestión empresarial y gestión sanitaria


@|Las empresas que producen servicios productos y bienes deben asumir y gestionar costos para captar clientes, mantenerlos, fidelizarlos, rentabilizarlos, generar flujo de fondos, tener caja y gestionar un negocio líquido, construir, mantener, mejorar su cadena de suministro como rasgo competitivo. Deben seleccionar su capital humano de manera inteligente, capacitarlo y sostener la capacitación. Deben financiar sus inversiones, competir en calidad e innovación, crecer y transformarse. Sus líderes rotan oportunamente para crear nuevas fortalezas competitivas.

A las empresas de salud de prestaciones integrales los clientes les son dados, el flujo de fondos le viene dado (cuotas salud de la autoridad sanitaria), los profesionales le vienen a pedir trabajo, no son seleccionados por sus competencias sino por su pasado curricular, no los actualizan, lo hacen ellos mismos con sus recursos. La cadena de suministro se mueve sola pues sus agentes comerciales son más proactivos que los líderes formales. La tecnología sanitaria viene sola por los visitadores médicos que colocan sus productos. Las políticas les vienen desde la autoridad sanitaria. Sus obras son financiadas por cuotas de obra e inversiones otorgadas por la autoridad sanitaria.

¿Qué deberían gestionar entonces las empresas de salud?

Deberían tomar decisiones basados en sistemas de información, pero no lo hacen.
Deberían gestionar la capacitación de su capital humano, pero no lo hacen.
Deberían gestionar procesos, pero no lo hacen.
Deberían gestionar la cadena de valor, pero no lo hacen.
Deberían gestionar disciplinas soft, pero no lo hacen.
Deberían gestionar la seguridad del paciente, pero no lo hacen.
Deberían gestionar la bioseguridad y la salud ocupacional, pero no lo hacen.
Deberían rotar sus cuadros gerenciales, pero no lo hacen y los perpetúan por elecciones demagógicas que dañan a la empresa.
Deberían gestionar los grupos de interés, pero no lo hacen.

Entonces, ¿qué gestionan las empresas de salud como organizaciones de ingeniería de servicios?

Si a todo eso le sumamos incompetencias, desprecio por la administración, falta de capacitación continua en management, desconocimiento de las ciencias empresariales, amiguismo, nepotismo, corrupción, gestión basada en ideologías político partidarias, lealtad política sin lealtad organizacional, autocracia, blindajes políticos y de otras naturalezas, status quo, zona de confort, gestión part time, corporativismos; entonces será un buen comienzo para entender muchas cosas que suceden y afectan al paciente y a los trabajadores de la salud.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas