ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Día Internacional de la Fraternidad Humana


@| El 4 de febrero de este año, el mundo celebró tranquilamente - por primera vez - el Día Internacional de la Fraternidad Humana, basado en una iniciativa conjunta de la República Árabe de Egipto y los Emiratos Árabes Unidos en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, aprobada por consenso en diciembre de 2020, mediante la cual se decidió designar y celebrar anualmente el 4 de febrero como el Día Internacional de la Fraternidad Humana.
Cabe señalar que la elección del 4 de febrero para celebrar esta ocasión se debe al día en que Su Santidad el Papa Francisco y el Gran Imán Ahmed Al-Tayeb, de Al-Azhar, firmaron el documento "Hermandad humana por la paz mundial y la convivencia común" en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos, en 2019. Este documento representa un acontecimiento histórico y humanitario profundamente significativo y transmite un mensaje de paz, amor y hermandad al mundo entero, ya que exhorta a trabajar para difundir la cultura de tolerancia y paz y rechazar el extremismo en todas sus formas y dimensiones, así como la intolerancia y el odio.

Actualmente, la humanidad necesita imperiosamente la fraternidad humana, especialmente con el brote de la pandemia de Covid-19 y en vistas a que los países ricos compran cantidades que superan sus necesidades, dejando a los países menos ricos librados a su suerte. Los estudios científicos han demostrado el principio de supervivencia para los más ricos, que quien posea el dinero para acceder a la vacuna, la recibe. Esto no constituye la mejor forma de combatir esta pandemia, que afecta a la humanidad en su conjunto, sin mencionar que contradice los principios más básicos de la misericordia. Asimismo, exige una pausa para que la humanidad organice sus prioridades y no se aparte de su camino.

El interés que Egipto deposita en el marco de la diplomacia multilateral de las Naciones Unidas en el ámbito de la cultura de paz y la promoción de los valores de tolerancia y libertades religiosas se deriva de su posición cultural como eje de moderación y convivencia, de la realidad de su responsabilidad de contribuir eficazmente a los esfuerzos para promover el diálogo constructivo entre religiones y culturas, y para abordar los casos de discriminación y estereotipos como negatividad y estigma a los que las personas están expuestas debido a sus creencias religiosas.

Egipto tiene una estructura institucional para implementar los principios y valores de la hermandad humana que son diversos en sus componentes, para la lucha contra el extremismo y monitorear y confrontar las ideas e ideologías extremistas adoptadas por grupos terroristas de todo tipo.

La tolerancia religiosa y política en Egipto proviene de una civilización antigua que se remonta a miles de años, durante la cual la civilización egipcia se fusionó con la civilización griega antigua, y la civilización helénica apareció en Alejandría, que representó la cohesión de las dos civilizaciones más grandes del Mediterráneo: los antiguos griegos y los antiguos egipcios. Luego se fusionó con la civilización Romana. Egipto fue testigo del nacimiento del judaísmo, donde el profeta Moisés vivió y creció, luego Egipto fue seguidor de la Sagrada Familia durante siete años, antes de abrazar el Islam con la cohesión de los árabes con los egipcios, y luego se dio surgimiento a la civilización árabe en Damasco, Bagdad, El Cairo y Andalucía.

Los científicos y filósofos árabes han jugado un papel decisivo en los avances alcanzados por la humanidad, lo cual llevó al surgimiento del Renacimiento en Europa. El célebre pintor renacentista Rafael reconoció el papel de los árabes en su llegada a Europa, por lo que colocó en la vanguardia de su famoso cuadro "La escuela de Atenea" de Ibn Rushd y Avicena, los famosos científicos y filósofos árabes, que actualmente se conserva en el Museo del Vaticano.

En la era moderna, después de que Egipto obtuvo su independencia de Gran Bretaña en 1922, se formó un comité de 30 para redactar una nueva constitución para el país que incluía a musulmanes, cristianos y judíos, la madre de las constituciones egipcias, la constitución de 1923, fue formulada cuidadosamente para dividir el poder entre un primer ministro electo y un rey del país para ser una constitución parlamentaria real, basada en el modelo belga, que permitía a los cristianos asumir cargos de primer ministro en Egipto y a los judíos ocupar cargos ministeriales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas