ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El día después


@| Tuve que esperar unos días para digerir las acciones que se desarrollaron frente al MGAP que fueron consecuencia de Santa Bernardina y de los hechos que siguieron a estos acontecimientos. ¿Criticar a las partes? A esta altura ya parece que las acciones sobran y no valen las palabras. La “cancha” se trasladó al Estado y damos pena. Estamos llegando a ser una República Bananera, donde un estadista, profesional y con mucha experiencia en la vida política, actúa como presidente de un club de barrio frente a su hinchada. El que quiera un cargo público y no esté dispuesto al vilipendio público de su persona, que se vaya a su casa. Si empezamos a actuar a lo barrial, nos desmerecemos como pueblo y desmerecemos al Estado.  

Bajar la pelota al piso y poner el cerebro en funcionamiento antes que le lengua en movimiento. Hacer oposición como se debe (hoy no existe) y dejar de jugar cada quien para su cuadrito y jugársela por el país. Lo único “sano” que saque de “el día después” es que los autoconvocados de “un solo Uruguay” se bajaron de la mesa de diálogo ya que no están para que los ninguneen ni los engañen ni los dilaten. Están para tener soluciones, como todo el pueblo uruguayo, no solo el agro. ¿Respuestas por “Cadena Nacional” ? ¿Y el dialogo? Las bravuconadas, el ninguneo, el salir a realizar declaraciones a diestra y siniestra tipo talk show, no nos hace un país serio. ¿Exponer a ciudadanos porque gritan en la calle? ¿Dónde estamos?
Basta de pseudo políticos, basta de acomodos familiares, basta de actos corruptos, basta de personajes feudales que luchan por un liderazgo.

Cada pueblo tiene los gobernantes/políticos que se merecen. ¿Merecemos a estos, merecemos a alguno? Si no es así, solucionen temas ya y piensen que los políticos solo se cambian en las urnas. Mientras tanto trabajen seriamente que para eso les paga el pueblo. La única culpa de lo que pasa en Uruguay es de sus gobernantes/políticos, “todos”, que ninguno se haga el distraído.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas