ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Despierte Intendente

Las ciclovías


Con todo el respeto que merece su investidura, despierte de su obsesión ciclista Sr. Intendente. Cada vez más personas que pedaleaban para ir a sus ocupaciones ya no lo hacen, viajan en moto que compraron en cómodos cuotas. Y usted sigue con la quimera de las solitarias ciclovías.

Claro que a usted le favorece solapadamente para impedir el estacionamiento de cientos de vehículos (que son el mayor aporte a las arcas municipales) en otra quimera: el suponer que el que maneja deje el volante para subir a la bici o el transporte público. ¡No! Quien compró la moto o el autito -como pudo- lo hizo precisamente para huir del transporte público. Vea por favor la realidad. Asómese a la calle y comprobará que circulan pocas bicicletas y muchas, muchas motos y autos, camionetas de reparto, camiones chicos y grandes, que se ocupan cada uno de sus tareas, en sus trabajos y a los que los urbanistas de verdad en todos el mundo se ocupan de abrir, de ampliar vías y canales en pos de una circulación fluida y los necesarios y encontrables lugares de es-ta-cio-na-mien-to en la propia calle o en playas a los efectos. Esto es apoyar el desarrollo de la actividad, un aporte a la prosperidad, de la cual una de sus tantas expresiones es la compra de más televisores o bicicletas para entretenerse o practicar un sano deporte con los niños, un domingo o cuando el tiempo está lindo.

Porque Ud. debe considerar que esta ciudad tiene repechos por todos lados, lo que hace que el pedaleo no sea propicio para la enorme cantidad de gente mayor que en ella vive. Así es que la moto reemplazó a la bici como medio de transporte laboral y luchando contra la evolución corremos el riesgo de que nos llamen retrógrados. Por eso pedimos que se revea esta política de más y más solitarias, inútiles y superfluas ciclovías. Su instalación nos cuesta a todos y casi todos sufrimos las incomodidades y pérdidas de tiempo que provocan sin rendir ningún beneficio. A propósito, ya que estamos, su Director de Movilidad calificó de “pequeña molestia” el transbordo en los ómnibus. Creo que la gente no piensa lo mismo....

Sabemos que hay proyectos de grandes obras y para ellas se necesita dinero, mucho dinero; hay que recaudar. En lo que concierne al tránsito vehicular, las cámaras y los inspectores multando han obtenido cifras millonarias en dólares. Seguro, cuando en amplias avenidas la máxima velocidad es de 45 es como una trampa. Ni los municipales dejan de superarlas. Pero bueno, si se comete una infracción hay que pagarla. Sin embargo, es deseable que el origen de las multas sea legítimo y su importe razonable, no abusivo. Para el gobierno municipal este es apenas uno de los tantos temas que al tratar el pueblo le pide -o exige- actuar con ecuanimidad.

Yo hubiera terminado aquí estas líneas. Pero acabo de leer sobre el propósito, o despropósito, de cambiar las luces de las ambulancias para que los delincuentes no las confundan con vehículos policiales. Todo porque un loquito drogado o quién sabe qué se entretuvo en un tiro a lo que fuera, en este caso, una ambulancia. ¡Por favor!

Por último, a nadie la gusta su plan para 18 de Julio. Si lo hace, no lo perdonaremos nunca.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
volver a todas las cartas