ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Derechos violados

Caso Michelle Suárez


@| En estos días hemos visto como los derechos han sido manoseados, especialmente desde organizaciones defensoras de los mismos y desde la izquierda. 

Hago referencia al caso específico de Michelle Suárez, la abogada trans, la primera senadora trans del país. 

Cuando asumió su banca, Santo y Seña emitió un completo informe sobre dicha persona durante el cual se entrevistaron numerosas personas que la acusaban de haber cobrado honorarios para actuar en diferentes casos y luego desaparecer o del padre que en un juicio por la tenencia de una hija “renunció” a la Patria Potestad diciendo que nunca lo hizo y que jamás firmó el documento en el cuál se establece la renuncia a dicho derecho, que la firma era falsa. 

Luego del programa las redes estallaron con críticas al programa, a su conductor y al canal acusándolos de contratar mercenarios pagos para difamar y desestabilizar las organizaciones y a la izquierda. 

No se si fue por el programa, resulta que el caso de la tenencia pasó a manos de la Suprema Corte de Justicia, quien haciéndose eco de las denuncias del padre de la niña, resolvió solicitar pericias caligráficas para corroborar si la firma del padre había sido falsificada. No sólo constató que esa firma había sido falsificada, sino que en el mismo expediente judicial otras dos firmas habían sido falsificadas y la pericia caligráfica inclusive pudo determinar por quién había sido falsificada, ya que esa persona también tenía escritos firmados en el mismo expediente, determinando que la falsificadora de todas las firmas fue Michelle Suárez, la abogada trans.
Apenas Castillo, presidente del PCU, tomó conocimiento del hecho pidió la renuncia de Michelle Suárez tanto al Partido como a la banca, lo cual sucedió. 

Horas más tarde, tanto el PCU, como Mujeres de Negro (quien recomendaba a Michelle Suárez como abogada a las mujeres abusadas o con problemas – muchas de las cuales habían sido las denunciantes en Santo y Seña 40 días antes) y el movimiento LGTBI quien también en su momento habían criticado a Nacho Álvarez, a Santo y Seña y a Canal 4 de utilizar mercenarios pagos para desacreditar dichas organizaciones y los derechos que defendían, pasaron a emitir comunicados “solidarizándose” con aquellas personas que 40 días antes había tildado como mercenarios pagos y que ahora repentinamente eran víctimas. 

Los derechos NO tienen ideología política y eso es algo que muchas organizaciones no ven. Mujeres de Negro que dice defender a las mujeres en casos de violencia no lo hace salvo que la violentada sea de izquierda o si dichos derechos violados no perjudican a la izquierda, entonces ahí actúa. Cuando fue asesinado el policía en la pizzería de Pocitos y la esposa quedó desamparada, Mujeres de Negro ni se inmutó porque cualquier declaración que hubiera hecho, afectaba al Ministerio del Interior del gobierno del Frente Amplio. 

Esta vez tuvieron que darse vuelta como panqueques, quedando claramente expuesto no como defensores de los derechos de personas que sufren, sino que como fracciones políticas de izquierda. 

Algo parecido sucedió en Argentina con las Madres de Plaza de Mayo, con la diferencia que allí hubo una partición en el movimiento habiendo en la actualidad dos agrupaciones, una que agrupa a las verdaderas reclamantes y la otra liderada por la asalariada del kirchnerismo Hebe de Bonafini. No vaya a ser que aquí las agrupaciones de derechos sufran lo mismo, porque terminan debilitados. Los derechos no tienen ideologías políticas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas