ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Demanda de Aratirí

Un poco de historia y memoria


@| Ante la noticia de que el pasado 3 de julio la minera Aratirí formalizó una demanda internacional contra el Estado uruguayo por US$ 3.536 millones, vino a mi memoria recuerdos del pasado en que un jerarca de la administración pública saltó directamente de las entrañas del gobierno a la gerencia de la minera Aratirí instalada en Uruguay, el Ing. Fernando Puntigliano. Hoy día mediante los motores de búsqueda en la web no hay archivo que se resista, y es así que en un artículo periodístico dice: “La participación de Puntigliano al frente del emprendimiento minero generó polémica en su momento, dado que asumió el cargo unos meses después de abandonar la presidencia de la Administración Nacional de Puertos, rol que ocupó durante la administración de Tabaré Vázquez".

El senador nacionalista Jorge Saravia dijo que Aratirí se parece a un “comité político del Partido Socialista”, sector al que pertenece Puntigiliano.
A su vez Yerú Pardiñas afirmó que; “desde el punto de vista político es cuestionable u opinable” que Puntigliano integre el proyecto Aratirí tras haber sido parte del anterior gobierno, pero destacó que el partido tiene “plena confianza” en él. El diputado informó que “los únicos afiliados” al Partido Socialista que trabajan en Aratirí, “son Puntigliano y Álvaro Álvarez, que está contratado para la parte de relacionamiento”.  

En aquellos momentos Daniel Martínez, entonces senador decía: “Los enfermos mentales, estos productores de la zona, que decían cómo la mujer de Puntigliano es secretaria mía. O sea, hay connivencia porque es secretaría mía la mujer de Puntigliano, ironizó. Yo dejé de ser ministro y el loco seguía siendo presidente del puerto. Hay gente jodida en todos lados. Ni que hablar lo que dijo, el abogado Gustavo Salle. Eso termina en una denuncia penal contra él”. Cabe agregar que no he podido encontrar resultados de la demanda con que amenazaba Martínez, pero que casualidad que como él dice fue Ministro de Industria, Energía y Minería bajo cuya órbita estaba el nuevo empleo de Puntigliano, pero las coincidencias no paran ahí sino que ahora es parte de su gabinete municipal como Director de Desarrollo Ambiental. 

Para finalizar con este racconto, en una entrevista en radio El Espectador el 30 de marzo de 2016 Puntigliano decía: “… desde el gobierno hubo muchas contradicciones que provocaron “errores toscos”. Esos errores hicieron que Uruguay esté afectado en su credibilidad ante los inversores extranjeros. Particularmente, en el caso de Aratirí, dijo que los cambios en las leyes, en lugar de exonerar, agravaron los gastos del proyecto. “Las empresas no quieren hacer minería de esa forma, entonces hay una decisión del gobierno de que no haya minería en Uruguay”, agregó.  

Ante lo expresado anteriormente y que en nada favorece al Estado uruguayo, este juicio que inicia Aratarí, ¿qué opinión tendrá ahora Puntigliano y el jerarca bajo cuyas ordenes se encuentra, Daniel Martínez? Por que como dice el dicho no se puede estar en la misa y en la procesión; no se puede estar con Dios y con el Diablo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas