ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

¿Cómo cumplir sin molestar?


@| |Me encanta el lema de Uruguay Natural; sabiendo que se hacen esfuerzos por mantener y preservar la biodiversidad que tenemos en nuestro territorio, y por eso aplaudí el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP). Estoy convencida que el contar con un marco normativo claro, que establezca zonas de protección ambiental es un primer paso importante para fomentar una conciencia nacional en este sentido. Cumplimos con la ley. Sin embargo, en este verano me pareció que el nombre más apropiado sería Sistema Nacional de Áreas Desprotegidas.
Fui a la Laguna de Rocha, reserva mundial de biosfera y refugio para más de 200 aves, y observé que cada vez son más los “ranchos” (como se estila llamarlos) en las orillas de la laguna. Y esto ha forzado a tomar decisiones respecto a cuándo abrir la barra de la laguna, para evitar que el nivel del agua pusiera en peligro estas propiedades.

Lo mismo se puede ver en la zona de la Laguna Garzón, donde la construcción del puente, de un complejo habitacional sobre las aguas, y el permiso para realizar actividades acuáticas; no necesariamente contemplaron los objetivos del SNAP: “Asegurar la continuidad de los procesos ecológicos y evolutivos naturales para mantener la diversidad biológica, garantizar la oferta de bienes y servicios ambientales esenciales para el bienestar humano. Garantizar la permanencia del medio natural, o de alguno de sus componentes, como fundamento para el mantenimiento de la diversidad cultural del país y de la valoración social de la naturaleza.”
Nos olvidamos que la ley tiene objetivos y prioridades, que hay que defender y reforzar la ley para preservar lo que es nuestro y es de todos; y que antes de ser hogar o empresa de una persona fue y será el refugio de cientos de animales que no tienen otros lugares donde anidar, procrear, y descansar, cuya supervivencia depende que nosotros respetemos su espacio.

Si bien hay otras SNAPs que funcionan de forma ejemplar (como sería la zona de Esteros de Farrapos y las islas del Río Uruguay; y el Valle del Lunarejo), éstas cuentan con menor afluencia de turistas lo cual ayuda a su preservación. El este es una zona de indiscutible riqueza natural, que está siendo dañada con el fin de atraer turistas y no enemistarse con amigos votantes.

Ojalá haya alguien arriba a quien estas palabras le hagan eco, para buscarle una solución (rea, factible) que proteja el bien común de todos amenazado hoy por complacencia de unos pocos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas