ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Cuidados o descuidados


@|El coronavirus ha destapado algunas ollas que el “aparatik” del FA procuró ocultar a los efectos de obtener un cuarto mandato en las elecciones del pasado año.

Diferentes estrategias se establecieron en cada uno de las administraciones quinquenales:

1. La primera, se dedicó a culpar a los partidos tradicionales sobre la “herencia” recibida, mientras llevaban a cabo reformas tendientes a establecer sus bases ideológicas e ir penetrando en sectores de la población dependientes de su apoyo económico y por ende captar sus votos electorales.

2. La segunda, se dedicó a profundizar su prédica “populista”, negociados con el chavismo, lulismo y kirchnerismo, basados en el fortalecimiento de los sindicatos y creación de empleo público y privado, mediante grandes obras financiadas por el Estado con recursos provenientes de una abultada recaudación fiscal, por el aprovechamiento de favorables condiciones de precios externos.

3. El segundo mandato del Dr. Vázquez se inició con la promulgación de la Ley 19.353, que procuraba continuar con su intervención personal en el área que dominaba, es decir la medicina, luego de haberlo hecho con el “Sistema Nacional Integrado de Salud”, creando otro aparato burocrático más, usando un nombre similar donde se cambiaba “Salud” por “Cuidados”.
Bajo la órbita del Mides se dedicaría a “promover la implementación de políticas públicas destinadas a atender las necesidades de personas mayores de 65 años en situación de dependencia, niños de 0 a 3 años y personas con discapacidad severa”.

Los desbarajustes de su predecesor con Ancap, Pluna/AlasU, etc. y el cambio en las condiciones del comercio internacional, hicieron que el Ministro de Economía creara la “consolidación fiscal”; nombre inventado para aumentar impuestos y que los recursos para este nuevo proyecto se diluyeran, ya que sus beneficiarios no eran votantes comprometidos.

Así, el promocionado “sistema de cuidados” quedó como otra fuente de acomodo de correligionarios, principalmente del PCU en su lucha interna contra el MPP por ganar poder dentro de la “fuerza política”.

Ahora, así como nos vamos enterando de los verdaderos índices de pobreza o trabajo informal, vemos cómo el SNIC se “ocupó” de los mayores de 65 años en su atención a través de 1204 residenciales en todo el país y de las condiciones imperantes en muchas de ellas.

Los “centros de acogida” de personas en situación de calle tampoco fueron una solución pese a su alto presupuesto. Si a ello le agregamos unos 150.000 jubilados y pensionistas cobrando trece mil pesos, el panorama es poco aleccionador, sumado a las paupérrimas condiciones heredadas del FA y las perspectivas de recesión, desempleo y cambio de costumbres globales derivadas de la pandemia Covid19.

Será difícil, pero el gobierno deberá atender a lo importante y no desgastarse en lo urgente. En caso contrario, el FA, los sindicatos y prensa adherida seguirán con su estrategia de desgaste continuo y sostenido para recuperar el poder, que es la única patria que reconocen.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas