ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Crimen de Tacuarembó


@| Como decía Borges, los asesinos no se arrepienten de los hechos sino de las consecuencias.

Es difícil proteger a niños y adolescentes de estas alimañas que están en el propio hogar, pero como se hace en otros países se debe hacer jornadas obligatorias en escuelas y liceos a fin de que sin generar alarmas los chicos sepan reconocer peligros antes de que sucedan hechos graves y adónde acudir en busca de ayuda. La otra medida que se debe tomar, es no darles otra oportunidad a estos criminales que son un real peligro social. Debemos votar la cadena perpetua.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas