ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Créditos privilegiados


@| Ha tomado estado público el informe de los peritos que integraron el equipo multidisciplinario designado por el Poder Judicial, para analizar los préstamos multimillonarios que el Directorio del Banco República (el “Banco País”, ¡qué paradoja!) presidido por el economista Fernando Calloia, concedió a la empresa FRIPUR, a pesar de los informes negativos que indicaban no conceder nuevos préstamos a la empresa pesquera.

Efectivamente, estos créditos fueron concedidos por el Directorio del BROU, asistido por la Comisión de Crédito, pero lo que no se llega a comprender es porqué razón se saltearon las exigencias de garantías suficientes para cubrir tales préstamos, y en muchos de ellos “sin haber completado” la constitución de esas garantías. Surge del informe, que estos créditos pagaban tasas inferiores a su categoría, esto es tasas que correspondían a una “condición de riesgo inferior” a la que poseía la empresa beneficiada. El informe a que hacemos referencia, habrá de ser analizado por el Juez de Crimen Organizado y por el Fiscal del caso y los peritos intervinientes en fecha a coordinar.

De lo puesto en conocimiento público se desprende, a nuestro leal entender, un evidente trato privilegiado o preferencial a esta empresa, propiedad de quien ante la Comisión Investigadora de Diputados, manifestó sin pudor alguno estar dispuesto a “dar mi sangre por el FA”. Se trata del mismo empresario que pagó a las Hermanas Oblatas el bordado de la Banda Presidencial de José Mujica, costeó con US$ 15.000 dólares la fiesta de su asunción y además supo prestarle su avión privado en varias oportunidades. ¿Quién no desconfiaría? Atento al episodio del aval bancario concedido en forma expeditiva por el mencionado Presidente del BROU y por presión del propio Ministro de Economía Fernando Lorenzo, en el fallido remate de los aviones de PLUNA, nada bueno debe resultar de esta actividad que motiva este artículo.

Se analiza además, un eventual “desvío de capitales y destino distinto del dinero obtenido en préstamos”, lo que de comprobarse, agravaría aún más la responsabilidad de los funcionarios públicos intervinientes.

La Unidad de Información y Análisis Financiero del Banco Central, ha solicitado informes de los movimientos registrados entre las cuentas de FRIPUR en el período comprendido entre Enero de 2010 y Diciembre de 2014.

La ciudadanía debiera comprender que el funcionario público debe regir su accionar en todo caso, dentro de las normas que rigen su actuación en el manejo de la “cosa pública”, los márgenes de discrecionalidad administrativa son en materia de manejo de dinero público, muy estrechos. Las decisiones que se adopten, fuera de los parámetros que establezca la normativa vigente, o en los que se omitan graciosamente, los pasos previstos en la materia, ingresan en el terreno de la ilegalidad y el manejo arbitrario, que resulta reprobable penal y administrativamente. Las consecuencias de la arbitrariedad, esto es del actuar por fuera de la Ley ocasionan -en la mayor parte de los asuntos- daños, no solo a la imagen institucional, sino también perjuicios a la Hacienda Pública, esto es al patrimonio de todos los uruguayos, que contribuimos a las finanzas del Estado.

Otra vez nos encontraríamos ante desleales funcionarios que manejaron los dineros públicos con ligereza, o con clara disposición a hacer predominar “lo político por sobre lo jurídico”, lo que resulta ciertamente inadmisible.
Lo adeudado al BROU supera hoy los ¡US$ 50.000.000 de dólares!
Tendrá que analizarse también, cuál es la responsabilidad del propio Mujica en todo este desacierto, que enriqueció a estos empresarios amigos, tan “generosos” con el partido político que lo llevó al poder.

Da para pensarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas