ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Cr. José P. Damiani, la herencia bendita


@| Tuve la lamentable visión de ver la foto del Cr. José Pedro Damiani y una frase: “la herencia maldita”.

Quien suscribe estas líneas, tuvo el honor de ser dirigente del Club A. Peñarol en el período del quinquenio. Esto me ha permitido que ahora tenga frente a mi una pequeña copa con mi nombre y el título “Consejero del quinquenio”. Esa posibilidad me la dio el Cr. José Pedro Damiani. Pero independientemente al hecho subjetivo del agradecimiento eterno que le concedo, soy un profesional, trabajé profesionalmente para el Club y jamás imaginé que alguien podía relacionar algo “maldito” con el Cr. Damiani.

Sin dudas que el desconocimiento produce ceguera intelectual.

A mi nadie me contó el accionar de Damiani, lo vi personalmente, es más, aprendí cómo conducir un club con respeto, altura y mucha profesionalidad. Si el Contador o el “viejo”, como respetuosamente le decíamos, no hubiese tomado las decisiones y actuado como lo hizo, hoy no existiría el quinquenio, por ejemplo, de lo que todos nos sentimos orgullosos.

Cada fin de mes, el déficit era insostenible, pero Damiani solucionaba eso, con su capital, sí, pero de no ser así, el “default” de Peñarol era inminente.

Es muy fácil frente a una pc y con información limitada tirar conceptos al aire. El fútbol uruguayo es inviable desde hace décadas. Si personajes como Damiani no hubieran hecho lo que hicieron, seguramente hoy las realidades serían otras y no tan positivas.

Escribo esta carta como lo debe hacer todo aquel peñarolense, bien nacido, que además vio y presenció tangiblemente los hechos.

Los que emiten juicios de esta naturaleza, pocas veces o nunca, deben haberse sentado en el sillón de las decisiones y tener que definir sobre clubes o empresas de gran porte para el país, como los son tanto Peñarol, como Nacional.

Si alguien quiere hacer política, pues que la haga, pero que no enlode la imagen de un dirigente histórico y fundamental como lo fue el Cr. José Pedro Damiani.

Sería interesante que en vez de ir para atrás, vayan para adelante, aprendan y esgriman opiniones de lo que se viene, los nuevos modelos institucionales que exige la Conmebol-Fifa 2020 y cómo serán las nuevas licencias del clubes profesionales. Dejen descansar en paz y en el jardín de la gloria a los que hicieron cosas positivas por el Club. Si quieren revisionismo, pues háganlo, pero con capacidad e información fidedigna, por lo cual si así fuera, esa frase cambiaría y sería “la herencia bendita”. Seguramente los “autores” de esas letras gritaron los goles y todo lo que significó Bengoechea en Peñarol.

Sin Damiani, eso jamás hubiera pasado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas