ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Covid 19 - Sello de Presidencia


@|Vaya desafío de calle tiene en frente la nueva dirección política del Uruguay, cuando a tan solo pocos días de asumir los destinos de la nación se encuentra con la crisis sanitaria y sus embates económicos astronómicos sin comparación en la historia de las últimas decenas de años.

Las decisiones económicas tomadas en los primeros días, como la reducción de descuentos en el IVA y demás, han pasado a un plano muy lejano con la confirmación de casos positivos para “coronavirus” en la nación, lo que ha puesto en jaque a la Presidencia de la República, al igual que a las grandes potencias del mundo.

Es momento para tomar decisiones difíciles.

El número de empleados enviados al seguro de paro implica un incremento exponencial en el gasto fiscal, sumado al descenso financiero de la economía, producto del cierre de la empresa privada en distintos rubros.

La ciudadanía pujando con mucha fuerza para exonerar el pago de servicios básicos, alquileres, créditos bancarios, entre otros, como una medida complementaria para suavizar la dura situación que enfrenta en ciudadano oriental. Lo que traerá, como consecuencia, un déficit gigantesco en la recaudación fiscal del Estado, en un momento donde se requieren recursos infinitos para enfrentar el virus con propagación más violenta en los últimos tiempos.

Estudios científicos realizados por organismos internacionalmente reconocidos han contabilizado que cada ser humano contagiado con el Covid 19, tiene un costo de US$ 21.000 para ser tratado, sin considerar las repercusiones que viene teniendo en las distintas bolsas de inversión y de valores en el mundo, que cada vez se desploman más; por ejemplo, el combustible del mundo, “el petróleo”, hoy está a precios de producción y bajando.

Es por ello que la única vía hacia la luz que ha encontrado el Estado es acceder a los organismos multilaterales de financiamiento y cooperación; hipotecando el Estado a cuenta de la salud de sus ciudadanos, una decisión que merece el reconocimiento de todos y todas, un verdadero hecho de valentía y responsabilidad política, donde se impone el interés superior de mantener la vida y salud del pueblo frente a la acumulación de recursos.
¡Presidente Luis Lacalle Pou, vaya acto de valentía! Denota de usted su interés de protección por el Uruguay, donde ha tenido casi que hipotecar sus 4 primeros años de gobierno por la integridad de su pueblo, lo que demuestra su condición humana, su fuerza, inteligencia, rectitud y voluntad.

Los uruguayos sabremos recompensar tan loable acción. ¡Juntos vamos a vencer!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas