ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Nos costó la dignidad


@| Es cierto que nuestro país precisa inversiones y que éstas son bienvenidas, para mejorar una economía que precisa un gran impulso para reponerse del estancamiento.

En estos días, se ha hecho en nuestro país una filmación, de inversión de una cadena internacional, que en un inicio los uruguayos aplaudimos por ser una manera de que nuestro país trascendiera en otras latitudes por la habilidad empresaria en la materia, por nuestra fuerza de trabajo, por el ingreso de recursos e incluso por el orgullo que sentimos de que fuera elegido nuestro país entre tantos, para tal emprendimiento.

Esa satisfacción comprendía además que fuera elegida para la filmación, nuestra Plaza Principal, la Independencia, donde reposan los restos de nuestro prócer y se erige el monumento al General José Gervasio Artigas, siendo por tanto, un lugar de respeto para los uruguayos, dónde todas las representaciones diplomáticas extranjeras rinden su tributo a nuestro héroe nacional, estando además frente a la Presidencia de la República.
No me cabe duda de que la filmación referida que ya terminó en Uruguay, debe de haber beneficiado económicamente a mucha gente que fue contratada a esos efectos con buenas intenciones y no tengo credenciales para juzgar la calidad de su trabajo.

Pero toda la fantasía de lo que habíamos imaginado se desvaneció de un plumazo al darnos cuenta del costo moral que nos significó al país y a todos los uruguayos.

Ver a todos esos jóvenes desnudos en pleno invierno en Plaza Independencia, en una posición vergonzante, en actitud de sumisión que puede parecer de connotación sexual, no pudo ser más triste ni humillante no sólo para ellos, sino también para nosotros, todos los uruguayos.

Estos muchachos que fueron seleccionados simplemente por sus físicos similares, se prestaron a algo denigrante por necesidad o seguramente deslumbrados por la posibilidad de trabajar en una megaproducción de un actor de renombre, que quizás pudiera abrirles una puerta de trabajo en el futuro. Por otro lado, quien vivió su juventud en tiempos de la dictadura, no comprende como el Frente Amplio se prestó a recrear una exacta reproducción de lo ocurrido en aquéllos tiempos, con tanques de guerra, camiones con soldados, armas, humo, tal cual ocurrió en el pasado y nadie quiere recordar.

Y tal cual dice en una de las redes sociales un señor de iniciales M.P.F- cuyo permiso solicito - “quisiera ver a estas personas filmando una serie con gente desnuda frente a la tumba de Napoleón, a ver si los franceses lo permitirían". Afirmación que comparto plenamente.

Capaz que fuimos arrogantes pensando que nos eligieron por lindos, cuando al final de cuentas seguramente figuraremos en los agradecimientos del final. Mientras tanto, nos queda la incertidumbre de si defendimos adecuadamente nuestras tradiciones permitiendo el destrozo efectuado, los aspectos relativos a la filmación arriba nombrados, y a lo que Plaza Independencia significa y representa, como símbolo y respeto a nuestras Instituciones.

La última reflexión, siempre tan difícil, es de incredulidad de que las autoridades competentes hayan permitido esta producción, que está por verse si trajo los beneficios esperados, pero sobre todo de mucha tristeza por todo lo que se perdió o quedó para atrás de aquél país que supimos tener.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas