ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Corrupción en la AUF


@ El diccionario de la Real Academia Española en su cuarta acepción dice: En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores.

La siesta invernal que había traído el Mundial de Rusia se terminó y de golpe nos despertó la realidad del fútbol uruguayo. El VAR dejó de funcionar – demasiada tecnología para nuestro país – y entonces aparecieron los audios y los periodistas futbolísticos, con la piel tostada por el sol ruso, aguzaron sus oídos para extraer palabras en clave entre personajes que pretendían sentarse en el sillón presidencial de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF).

De pronto se armó el tinglado para que la Fiscalía investigara y llamara a declarar a los involucrados con una celeridad que curiosamente no ocurrió en el caso de Ancap y que realmente debió haber afligido a los investigadores puesto que lo está pagando la sociedad uruguaya entera y por varios años.

El Fiscal de Corte, Dr. Jorge Díaz, expresó: “Si hay que arrancar cabezas, que rueden cabezas”, quizás recordando con añoranza las épocas de la revolución francesa y que le pareció “extraña” la renuncia de Wilmar Valdez, lo que no se le ocurrió cuando renunciara el Vicepresidente de la República. Descubrimos que “puntita”, diminutivo de “punta” ya no se usa como definición de “delantero”, si no que podría significar algo referido a “dinero a recibir por decidir algo favorable a determinada empresa”. ¿Qué justificativo tiene esta investigación cuando la Fiscalía reclama recursos para atender sus mayores tareas derivadas del nuevo Código de Proceso Penal? ¿Y si se determinara la existencia de delito, cómo reaccionaría la FIFA?

Luego también descubrimos que para ocupar el sillón presidencial de la AUF, la Conmebol debería haber emitido un “certificado de idoneidad”, sin el cual no se podría elegirlo. Es decir, persona con calidad de idóneo, que a su vez es “adecuado y apropiado para algo”. ¿Para qué? ¿Para percibir veinte lucas verdes mensuales y a cambio hacer qué? ¿Ud. qué opinaría si el candidato a Presidente de la República tuviera que tener el certificado de idoneidad de la OEA o de Trump y Putin?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º