ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Convocando a los uruguayos


@|Nuestro pacifismo, nuevamente, se pone otra vez de manifiesto, a pesar de nuestras profundas discrepancias.

Otra vez más, los pronunciamientos de las eternas dualidades, del Plenario del FA, que a pesar de las diferencias internas, voces discrepantes, elaboran resoluciones, que no son ni chicha ni limonada, posturas que desde siempre, han postergado y decidido decretos del Poder Ejecutivo, del Presidente que nos representa a todos, votado libre y democráticamente.
Otra vez más, si hubiere pronunciamiento parlamentario, sobre Venezuela, veríamos aparecer los brazos enyesados, que sin cuestionarse, responden a una minoría activa, contra una mayoría silenciosa del pueblo, muchos de los cuales, ex frenteamplistas discrepantes, no escuchados y descartados como inexperientes.

La realidad de los acontecimientos venezolanos, no admite dilatorias, los acontecimientos se precipitan y la gravedad es total. En el exterior muchos países se pronunciaron a favor de un bando u otro, lo que no da solución, sino a una confrontación cada vez mayor con infinidad de vidas humanas en riesgo de mutilación y muerte.

Más de 3 millones de ciudadanos venezolanos, han huido de su país para toda América y el mundo, no por ser opositores al régimen, sino porque no tenían para vivir con sus familias, con sus necesidades humanas no cubiertas, en el país más rico del mundo en reserva de hidrocarburos.

Nosotros somos fieles testigos, ya que convivimos esa realidad de los venezolanos que emigraron, no como turistas y sí, huidos de su país, por hambruna, falta de derechos humanos, libertad y democracia.

Pues hoy manteniendo nuestro pacifismo, llegó el momento que todos los uruguayos discrepantes, fuera de consignas partidarias, salgamos a la calle a manifestar en defensa de nuestros conciudadanos venezolanos y exijamos un pronunciamiento de nuestro gobierno en nombre de todo el pueblo uruguayo, para convocar a elecciones libres y democráticas y no a un diálogo flechado, respaldado por un ejército profesional de gorilas nacionales e importados preparados para actuar. Elecciones convocadas y controladas por organismos internacionales, que garanticen su legitimidad y que den una solución pacífica y legítima a esa conflictividad imperante, antes de que termine en una guerra civil y masacre a todo un pueblo.

¿Qué esperamos? Todos juntos podemos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas