ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Comparaciones odiosas


@|Vemos en los noticieros y en las redes sociales cifras verídicas y alarmantes que se reiteran sin un correcto análisis, provocando errores conceptuales muy dañinos. Algunos ejemplos.

1. La mayoría de los contagios son intrafamiliares. Si voy a un asado, a una reunión familiar o a tocar el tambor y luego contagio a 2 o 3 en mi familia, pasa eso y tal afirmación es correcta. Pero se puede llegar a la conclusión de que el peligro está en la burbuja familiar y no en reuniones sociales o callejeras.

2. Fuimos últimos en empezar a vacunar. ¿Cómo definimos comenzar a vacunar? Hay muchos países que trajeron unos miles de vacunas – casi una muestra médica – y luego no pudieron continuar o no tienen un sistema tan armado como el nuestro y no pudieron hacer llegar la vacuna a la población. Lo que realmente importa es cuando se llegue a cubrir a toda la población de riesgo o al 70% para lograr la inmunidad de rebaño.

3- Estuvimos primeros en mortalidad en Sudamérica. Uruguay es por lejos el país más envejecido de la región. Nadie corrige las cifras por población de riesgo. Si hubiéramos tenido la conducta y tomado las mismas medidas, la mortalidad en Uruguay debería duplicarlos.

4- Somos los que menos gasto público tuvimos para combatir la pandemia. Ningún otro país de Latinoamérica tiene entre empleados públicos, jubilados y beneficiarios de ayudas sociales a casi dos tercios de la población. Se debería comparar qué porcentaje de la población tiene cobertura del Estado y no solamente quienes se acogieron ahora por la pandemia.

Muchas de estas falacias no quieren ser refutadas porque sirven para alimentar discursos políticos.

Al debate político en nuestro país le falta mucho para sincerarse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas