ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Compañero del alma, compañero


@|El pasado fin de semana a todos los orientales nos invadió una profunda tristeza al enterarnos del fallecimiento del Sr. Ministro del Interior, Dr. Jorge Larrañaga.

El país entero lloró al Ministro. Este sentimiento es la demostración más certera de que se caminaba por el sendero correcto. El ciudadano lo percibió. En 14 meses logró más que 15 años de mirar al costado. Un ministro respetuoso de la ley, de los derechos humanos y siempre protegiendo al buen policía.

Todos recordamos cuando el problema del empleado municipal. La oposición le tiró con todo, lo querían interpelar por el atropello policial, hasta algún miembro de la Comisión de Derechos Humanos quería llevar el asunto a organismos internacionales; quisieron armar un escándalo de aquellos. Pero el Ministro llamó a la Sra. Ripoll, Secretaria de Adeom y le pasó la película del procedimiento. Después, boquita con llave; los frenó con mucha clase.

Hemos escuchado y visto en estos últimos días, los conceptos de muchos periodistas y personalidades de la política y todos con el mismo pensamiento: un ciudadano de primera.

Ante su inmensa responsabilidad dejó la vida, y vaya que la dejó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas