ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

¿Es coherente la IMM?


@|¿Hay algún montevideano que esté en condiciones de demostrar la coherencia de la Intendencia de Montevideo ante el coronavirus?

Creo que resultará difícil, salvo para demostrar la razón de la sin razón.

¿Por qué razón lo pregunto?

Porque llama poderosamente la atención la sensación que nos dejan una serie de actitudes que aparecen como a contramano de las exhortaciones del Poder Ejecutivo.

Ya se vislumbraba la falta de presencia, desde el inicio de esta pandemia, en la vía pública, advirtiendo en los puntos neurálgicos de los peligros que ocasionaba la concentración de gente, así como la determinación tajante para que los pasajeros de ómnibus usaran barbijo o que las unidades circularan con un número acotado de viajeros; resolución que adoptó a los 80 días de la emergencia.

Pero se vio la pasividad municipal en la Feria de Tristán Narvaja, pese a las exhortaciones del gobierno nacional para que únicamente funcionaran puestos de comestibles y, así lo vimos por televisión, que hasta hoy los hay de todos los rubros, como siempre y la Intendencia brilló por su ausencia para hacer valer su función para el bien de la salud pública de todos los uruguayos acechados por esta enfermedad.

Y luego vino la vía blanca en 18 de Julio, escandalosa, donde no se previó ni el uso de altavoces para advertir a los transeúntes del distanciamiento, higiene, etc. Sólo una "pantomima" de higiene de la vía pública, creo que llegó a concretar por iniciativa propia.

Es decir, no existió una actitud pro activa, hasta que llegó el momento en que el Poder Ejecutivo en esta fase resolvió autorizar a las congregaciones religiosas -protocolo mediante- a oficiar misas para que el Intendente suplente, Di Candia, saliera a pedir por los espectáculos públicos y mostrándose en desacuerdo con la rehabilitación de los templos.

Y ahora vino la fase para los bares con música, locales pequeños que cumpliendo las nuevas reglas del Ministerio de Salud Pública podrán reabrir sus puertas y -como no podía ser de otra manera- Di Candia sacó sus inspectores a la calle y en escasas horas aplicó multas. Así lo dijo el propietario de uno de estos comercios, que además reconoce las dificultades que tiene para trabajar en estas condiciones y en sus tres turnos. Veinte mil pesos, dijo el empresario, lo cual parece desconcertante por el hecho de que la sanción fue debido a que había público esperando en la vereda. Y nos preguntamos, ¿la Intendencia controla en la Terminal de Tres Cruces, el descenso y/o ascenso de pasajeros, la preservación de la distancia entre las personas o el control de la temperatura de quienes acceden al concurrido centro de Tres Cruces? ¿O es que el gobierno de Montevideo nada tiene que ver? Y si lo que expreso está equivocado, probablemente el Intendente Di Candia tendrá sus jerarcas dispuestos a demostrar lo contrario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas