ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Circuito turístico


@|Hace tiempo que Uruguay se precia de ser un país turístico y lo publicita, pero ello se limita mayormente a promover la costa balnearia y litoral termal, ignorando lugares en su interior profundo que podrían ser de gran atractivo si se realizase una inversión. Por ejemplo establecimientos en lugares estratégicos, eligiendo sitios tradicionales que tengan atractivos geográficos, históricos o folklóricos que potencien su intrínseco valor turístico.

Lo llamaríamos “Red Nacional de Establecimientos de Alojamiento Turístico".

Este circuito de esparcimiento, hotelería y gastronomía debería tener una “identidad común” en el diseño de las locaciones, en arquitectura, diseño de interiores, equipamiento, comodidades, entretenimientos y aún en la vestimenta del personal, con fuerte acento en nuestra cultura y folklore, utilizando materiales autóctonos como piedra, madera, lanas, cueros, hierros y esteras. Pero además de estos aspectos folklóricos, contarán con el mayor nivel de acondicionamientos tecnológicos, sin olvidar la calidez de las estufas a leña y con entretenimientos como piscinas, spa, canchas de deportes sociales, senderos, cabalgatas y paseos en carretas.

De llevar a cabo esta idea, sería interesante planificar su construcción en conjunto, simultánea a una fuerte promoción publicitaria, a efectos de provocar un impacto en el mercado nacional y regional.

Su construcción podrá lograrse por inversión privada o por el Estado, dando en concesión posteriormente la instrumentación de sus servicios a particulares, quienes deberán atenerse a administrarlos bajo pautas que fortalezcan una identidad común de atracción turística y se promocionará bajo pautas publicitarias, del orden del actual “Uruguay Natural”.

Su implementación debería ser auspiciada y apoyada por las Intendencias, por ser una importante catapulta para el desarrollo del Turismo Interior; beneficiando en especial a las atractivas zonas donde se implanten, complementando al Turismo Tradicional de los meses de verano con nuevos atractivos, que como diamantes en bruto permanecen ocultos en nuestro territorio.

La presencia de turistas en el Interior, traería beneficios en cadena, valorizando las zonas, ayudando a generar múltiples trabajos a diversos actores de nuestro territorio, mostrando nuestra riqueza en flora y fauna, en los valores tradicionales de nuestra cultura y tradición, como comidas típicas, quesos, dulces, conservas, artesanías, prendas tejidas o en cueros, obras artísticas, música y danza folklórica y otros atractivos, alejados de la rutina urbana.

Esta riqueza latente de nuestro Interior profundo, seguramente sería un fuerte multiplicador de inversión, fuente de trabajo e ingreso de divisas; así como un aliciente para los compatriotas de conocer nuestro atractivo territorio en sus preciados e ignotos rincones, trocando viajes al exterior por conocer su propio país, ayudando a la vez a su desarrollo.

Pensémoslo… quizás podría llevarse a cabo esta idea.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas