ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

La ciencia y la investigación


@| En los últimos tiempos se publican artículos, cartas y demás, relacionadas a estos quehaceres, en el territorio uruguayo. En lugar de florecer hallazgos y desarrollos, que mostrarían los logros de estas tierras, ocurre todo lo contrario, solo se mencionan problemas.

La gran dificultad en la financiación de proyectos. La fuga de jóvenes promesas, obligados al no poder desarrollarse en el país. La falta de adiestramiento e inclusión para esos fines, al no crearse espacios ni haber creatividad, termina en que no existe futuro para ellos. Han hecho esfuerzos quienes han partido y que gustarían regresar a la Patria, pero… nada cambia, solo silencio o promesas vanas.

En el medio, no afloran resultados ni adelantos relacionados a la investigación y práctica avanzada en la medicina, ni metas a futuro, porque, poco hay, al no haber formación ni estímulo. El todo crea un ambiente no favorable.

Se agrega la ceguera y el flechado político completando el cuadro, sucesos que a veces llegan a la prensa, otros, se ahogan sin dejar rastro. El problema nace y muere dentro de los muros universitarios ya que la polarización y dependencia de la entelequia universitaria, presente en este país de los entes públicos. Lleva a las consecuencias que se viven y lamentablemente, se toleran.

Es conveniente considerar las inversiones en formación de personas, de financiamiento, por haber interés en estas áreas de tanta competencia en otro países y continentes, manifestando por qué avanzan. Además, son polos de atracción para quienes, en sus tierras son parias y se tienen que ir. Donde no se da cuenta de la pérdida que consiste que una persona con metas y futuro, formada por el país, deba emigrar y abandonar sus proyectos en su país.

Hemos viajado medio siglo en ese viejo tren sin destino que no ve con buenos ojos la presencia de autopistas que le pueden, para su manera de entender, mellar en su futuro, ¿cuál?

Es decir, tener nuevos horizontes; así como cayó el muro de Berlín, tendría que caer el muro de las limitaciones que vienen de quienes no prosperan ni dejan que otros lo hagan. Tampoco hacerlo en conjunto, hecho más que más entendible para un país pequeño que necesita a las claras mirar y trabajar para el futuro.

Se entiende que hay que partir fortaleciendo desde el inicio formativo, inculcando la metodología científica en todos los ámbitos. La necesidad ineludible de saber qué y cómo hacemos las cosas para así tener la libertad de llegar a las interrogantes y transitar en ellas para el progreso, que es la meta. Así mismo, como lo expresan distinguidos investigadores, hay que redimensionar las agencias estatales y no estatales, de garantizar medios para el desarrollo de los emprendimientos. Dando lugar a que el empresariado se interese y participe en investigaciones regionales e internacionales. Reconociendo que Uruguay se presta y existen ejemplos que hacen posible llevarlas a cabo, siempre y cuando se hagan de manera correcta y dentro de la ley. Ejemplos como el de Israel, son de una grandeza al formar personas, grupos y centros donde las mentes fluyen y buscan saber más y hacer más. Las Universidades apoyan y comparten logros y beneficios, así mismo los desarrollos a escala industrial a los que se puede acceder, dónde el valor de esos centros y el apoyo estatal, están presentes.

¿No será hora de empezar y hacer?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas