ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Cien días de gobierno


@|El tiempo pasa inexorablemente. Ya se cumplieron los primeros cien días de gobierno, de los 365 días que tenía disponibles del primer año de gobierno.

A simple vista, parecería que los primeros 100 días de gobierno no representan mucho tiempo, ya que tan sólo representan el 28,69% del total de días del primer año. Pero al observar con mayor detalle, rápidamente se da uno cuenta de que representan mucho más en las actuales circunstancias y teniendo en cuenta el liderazgo del Presidente Lacalle Pou.

Y aún más, teniendo en cuenta, también, que el gobierno ha tomado medidas que significan ajustes serios desde el punto de vista social y económico. Lo ha hecho, porque el gobierno tiene algo que es muy importante: una cualidad diagnóstica seria, profunda y acertada del momento en el cual estamos viviendo, a nivel nacional y mundial. Esto le permitió ver con claridad y con precisión ciertas áreas de su accionar que pudieron producir en el país un despertar del optimismo, de la producción, un poner al país en marcha porque de eso es de lo que se trata la función de gobernar.

En este momento, el gobierno gobierna a las circunstancias y no ha permitido que las circunstancias lo gobiernen a él; y al Presidente Lacalle Pou no le tembló el pulso cuando tuvo que tomar medidas por encima de los costos políticos, pero en beneficio de la población y hoy vemos que el mundo mira con admiración su decidida estrategia, armada en solitario para ganar la batalla al coronavirus.

El presidente Lacalle Pou ha recibido una responsabilidad: la de poner el país en marcha y precisamente es lo que está haciendo, con seriedad y efectividad, en medio de una pandemia y de una profunda crisis que heredó del gobierno frenteamplista. Por sobre eso, el gobierno tiene una gran capacidad de creación y de iniciativa.

El tema que desespera y exaspera a la oposición frenteamplista es definitivamente la falta de armonía entre sus dirigentes, la incoherencia política e ideológica de los grupos que la integran, la ansiedad por lograr cargos y la falta de oficio de muchos de sus integrantes.

En cualquier caso, los 100 días de gobierno comienzan a ser muchos en la medida en que se van encontrando soluciones, a la sorpresiva presencia del coronavirus, al problema social, a la inseguridad, a la educación, a la salud, a la orientación de la juventud, a promover una vida digna para los ancianos, a resolver los casos pendientes de irregularidades a nivel municipal y nacional.

La solución, aunque parecería simple a primera vista, es mucho más complicada de lo que parece, pero el Presidente Lacalle Pou, con medidas ajustadas a las circunstancias, va encaminando su accionar a una solución de estabilidad y bienestar social.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas