ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

CIDH, Constitución y soberanía


@|La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en su cuenta de Twitter, criticó el proyecto de ley presentado por Cabildo Abierto (CA) para reinstalar la Ley de Caducidad (en realidad CA lo que hace es reinstalar el Estado de Derecho que la ley 18.831 por anticonstitucional hace que se desconozcan las normas de nuestra Carta Magna) y pidió a Uruguay "abstenerse" de votarlo. Luego de recordar que ello podría representar el incumplimiento de la Sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso Gelman; finaliza diciendo que reitera su llamado a Uruguay a abstenerse de aprobar iniciativas de esta naturaleza...
O sea que, al mejor estilo Trump por el medio y modales empleados en la redacción, intima al país a legislar acorde a sus criterios sin importar su soberanía y lo que establece su Constitución.

Lo anterior hace que venga a mi memoria la intervención de un legislador, perteneciente a la oposición de aquellos momentos, durante el tratamiento del proyecto de ley que luego de aprobado se transformaría en la ley 18.831, Pretensión Punitiva del Estado, restablecimiento para los delitos cometidos en aplicación del terrorismo de Estado hasta el 1º de marzo de 1985. Dicha sesión se realizó el 25 de octubre de 2011, presidida por el entonces Presidente de la Cámara de Diputados, Dr. Luis Lacalle Pou, y en su parte medular expresaba: “(…) Se decía que la paradoja en este caso era que se juzgaran a miles de kilómetros de aquí los delitos cometidos acá. Esa era la paradoja: que desde allá tuvieran que ocuparse y decirnos lo que teníamos que hacer acá. ¡Qué diferentes que somos, señor Presidente! Para nosotros la paradoja consiste en que se diga a miles de kilómetros de aquí lo que hay que hacer en nuestro país y que haya quienes le hacen caso a ellos y desconocen lo que dijeron acá los que viven acá, sufren acá y vivieron acá esos episodios, a quienes se consultó dos veces. Nosotros le vamos a hacer caso al pueblo uruguayo; otros que le sigan buscando vueltas para hacerle caso a cosas diferentes que inventan todos los días y detrás de las cuales lo que justifican es la violación a la Constitución y al mandato popular pronunciado dos veces libremente. La paradoja es esa: que escuchen más a los de allá que lo que dicen los de acá en las urnas (...)”.

Si lo dicho era tan atinado en 2011, luego del atropello a la soberanía y dignidad del país a través de un tuit, ¿no lo es ahora?

Coherencia: importancia de ser consecuente entre lo que pensamos, lo que creemos, lo que decimos y lo que hacemos. Dicho de otro modo, lo que se escribe con la mano, no se borra con el codo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas