ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

China y la OMC


@| En el 2018, celebramos el 40° aniversario del inicio de la reforma y apertura de China, un proceso que cambió y sigue cambiando profundamente la fisonomía de China y el mundo, y al mismo tiempo el 30° aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y Uruguay, las cuales vienen fortaleciéndose en beneficio de los dos pueblos, y hoy en día son un modelo ejemplar para los lazos entre dos países tan diferentes en tamaño y población. 

En ambos casos, cabe mencionar el importante evento que marcó un hito histórico;la integración de China a la Organización Mundial del Comercio (OMC) en el 2001. Un hito histórico, no solamente en la profundización de la reforma de China y su despegue económico, sino también en su activa participación en la globalización económica y el sistema multilateral del comercio, creando enormes oportunidades de negocio para todo el mundo, de las cuales han sabido aprovechar muy bien los empresarios chinos y uruguayos, al lograr un crecimiento anual promedio de 28% del intercambio comercial chino-uruguayo en el lapso 2001-2011. 

Para los lectores interesados en la historia económica de China y ansiosos de descubrir el verdadero rol que juega China en el sistema mundial de comercio, podría ser muy interesante el Libro Blanco “China y la OMC”(http://english.scio.gov.cn/2018-06/28/content_53822671.htm), emitido recientemente por la Oficina de Información del Consejo de Estado de China, que resume en 4 las experiencias del éxito de China como miembro de la organización promotor del comercio mundial: 

1. Estricto cumplimiento de sus compromisos de integración
Una vez adherida a la OMC, China ha venido optimizando su sistema de economía de mercado socialista, alineándose integralmente con las reglas comerciales internacionales. En el campo de comercio de bienes, China ha cumplido con sus compromisos de desagravación en el 2010, bajando el nivel general de sus aranceles del 15,3% en 2001 al 9,8% en 2010. Y en cuanto al comercio de servicios, en el 2007 China ya abrió todos los 100 subsectores de 9 sectores de servicios prometidos con la OMC. No solamente se limita a éstos, sino también realizó una reducción notoria de las barreras no arancelarias, apertura total de derecho de operación del comercio exterior, disminución sostenida de medidas restrictivas sobre las inversiones extranjeras y fortalecimiento de la protección de la propiedad intelectual. El cabal cumplimiento de China le ha ganado el reconocimiento y aprecio de los distintos Directores Generales de la OMC y la abrumadora mayoría de los países miembro de la organización. 

2. Firme apoyo al sistema multilateral de comercio
Desde su integración a la OMC en el 2001, China siempre ha sido un activo practicante del libre comercio y firme partidario del sistema multilateral de comercio, un activo promotor de la liberalización y facilitación del comercio e inversiones, un efectivo defensor del estatus legal del mecanismo de solución de divergencias de la OMC y un participante en profundidad de los exámenes de políticas comerciales. Respalda sin reservas la integración de los países en vías de desarrollo al sistema multilateral de comercio y se opone resueltamente al unilateralismo y el proteccionismo, salvaguardando así con sus acciones concretas la autoridad y efectividad del sistema multilateral del comercio mundial.

3. Promoción del desarrollo económico del mundo y el bienestar de los pueblos.
Siendo un país grande, al integrarse a la economía mundial y acelerar su propia reforma, apertura y desarrollo, China también ha sabido asumir su responsabilidad en la estimulación de la recuperación y crecimiento económico a escala mundial, beneficiando a los países de todo el mundo con los intercambios comerciales y las inversiones recíprocas. Con una tasa de contribución promedia de alrededor del 30% del crecimiento global desde el 2002, China se ha convertido en un estabilizador y motor de la economía mundial. En las nuevas circunstancias del desarrollo mundial, China ha planteado la iniciativa de la construcción conjunta de la Franja y la Ruta y ha tomado la decisión de organizar la Expo Internacional de Importaciones de China, ofreciendo de esta manera más productos públicos a la comunidad internacional, aunando esfuerzos para salvaguardar y promover una economía mundial abierta. 

4. Procurar ganancias compartidas y beneficios mutuos a través de una mayor apertura al exterior.
La apertura al exterior de China no se limitó solamente al cumplimiento de sus compromisos al integrarse a la OMC. También se adhirió activamente a la tendencia del mundo actual, con promoción de un desarrollo equilibrado del comercio, elevación del nivel de facilitación del comercio, mejoramiento notable del acceso de las inversiones extranjeras, creación de un ambiente más atractivo para las inversiones y la orientación y estandarización de las inversiones empresariales en el extranjero. De esta manera, China se esfuerza por promover el crecimiento global a través de una apertura más amplia, de mayor intensidad y de más alto nivel y la creación con los países del mundo de una comunidad de destino común de amplios intereses convergentes y alta interdependencia. 

Hoy día, cuando el sistema multilateral del comercio enfrenta el mayor reto con una versión renovada y reforzada del proteccionismo y el unilateralismo, si alguien me pregunta cuál será la reacción de China, si va a recurrir también a medidas proteccionistas, la respuesta es obvia: Seguiremos profundizando la apertura del país y apoyando al multilateralismo, una política pronunciada tanto en el XIX Congreso del Partido Comunista de China como en el Informe sobre la Labor del Gobierno chino ante la Asamblea Popular Nacional, que constituye un compromiso del Partido y el Gobierno chinos con el pueblo chino, y también con la comunidad internacional. En este sentido, China será siempre un aliado confiable para los países que abogan por el libre comercio y nuestro mercado jamás se cerrará para los bienes, servicios e inversiones extranjeros. Si supimos y pudimos cumplir todo lo prometido al integrarnos a la OMC, a este nuevo compromiso también lo sabremos y podremos cumplir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas