ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

No es casualidad la violencia


@| Cuando hablamos de inseguridad, violencia de género, marginación, fragmentación social, corrupción, carencia educacional, omisión de valores, son factores todos ellos coadyuvantes de desintegración social. Desde la política no se ha estimulado el orden, la planificación, la mesura, la defensa de la economía social, la defensa de las instituciones públicas, se han fomentado nuevos proyectos mal diagnosticados, se ha promovido una desproporción alarmante de empleos estatales. Todos estos factores de desorden han generado movimientos en las economías familiares distorsivos del buen funcionamiento que aporta la buena educación, el saneo económico y proyectos laborales para jóvenes de cada familia.
La dispersión mental de quienes integraron el MLN (Tupamaros) y fueron y siguen siendo gobierno ha trasladado a la sociedad toda un caos de valoración social, inexistente en la historia política de los partidos fundacionales que gobernaron nuestro país. Las ideas populistas absolutamente irreflexivas y voluntaristas han expuesto a toda la sociedad y sobremanera a la indigencia y pobreza, exponiéndolas ante el crecimiento mafioso que ha tomado por asalto los barrios marginales. Y las problemáticas generadas en familias con carencias económicas y de escasez educativa se suscitan episodios de violencia. 

Nuestro país está ingresando y sin retorno rápido a multiplicación de hechos de violencia, y el Estado ha demostrado absoluta falta de resultados ya que las autoridades de seguridad con su indolencia propician la confianza de los delincuentes en la muy baja proporción de resolución de delitos. 

Para salir del trance extremo que estamos viviendo, se hace imperioso barajar de nuevo y estudiar nuevas fórmulas que como primera instancia proyecten medidas que corten la facilidad que dispone la delincuencia para ejecutar la tarea destructiva social. El gobierno va a tener que ocultar su soberbia y solicitar colaboración a toda la clase política para encontrar vías de salida de la gravísima situación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas