ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

La CARU


 La Comisión Administradora del Río Uruguay ha sido objeto de diversas críticas que deben merecer la atención de las nuevas autoridades.

Las más relevantes son las siguientes: I) El ex Presidente de la delegación argentina ante ese organismo binacional, el Ingeniero Hernán Orduna manifestó que cinco días antes de que se llevara a cabo el cambio de gobierno en su país, ambas delegaciones ante la CARU acordaron “la modificación sustancial del Digesto del Río Uruguay, nada más y nada menos que en el Tema E3, ahora denominado Libro cuarto que tiene que ver con la contaminación. Cfr la Resolución CARU No. 28/19 publicada en dicho sitio Web”.

La norma aprobada en este nuevo libro Cuarto en su art.1: Dispone: “Las disposiciones del presente Libro tienen por objeto reglamentar, dentro del ámbito de competencia de la C.A.R.U., las medidas de control y evaluación para prevenir y mitigar la contaminación, de acuerdo a lo establecido en el artículo 56 inciso a), numeral Cuatro del Estatuto del Río Uruguay.

El Ingeniero Orduna critica severamente la utilización del verbo “mitigar” en un Digesto que, por tratarse de normas reglamentarias de un tratado, no puede apartarse de lo establecido en el mismo y estimo que lo hace con razón. El Estatuto del Río Uruguay, que es un tratado firmado el 26 de febrero de 1975 y del que tuve el honor de ser uno de los redactores, en su art. 56 inciso a) numeral 4, refiere solo a la prevención de la contaminación, no a mitigarla.

La incorporación de este cometido no es correcta desde el punto de vista jurídico y es infeliz, desde el punto vista conceptual, porque, según el Diccionario de la Real Academia Española, mitigar es “moderar, aplacar, disminuir o suavizar una cosa rigurosa o áspera” y digo que la inclusión de este verbo no es correcta porque, además, el art. 50 le impone, a las Partes, la obligación de “proteger y preservar el medio acuático” por lo que ese cometido no puede ser asumido por la CARU por la vía de esta modificación del Digesto.

2) Otro emprendimiento de la CARU ha sido el dragado del Río Uruguay. Personalmente estimo que éste ha sido el logro más importante alcanzado por la CARU pero que requiere mantenimiento permanente. El Río Uruguay arrastra mucho sedimentos que, de no ser dragados pueden obstruir la navegación y reducir la profundidad de los canales. Ha trascendido que la Argentina no ha hecho los aportes necesarios para continuar con esa tarea y ello podría generar ese tipo de situaciones. Es decir, que por falta de mantenimiento, el esfuerzo realizado resulte en definitiva estéril.

3) Por último se ha informado, en publicaciones efectuadas en la Provincia de Entre Ríos, que el suscrito ha confirmado por otras vías, que los delegados de ambos países ante la CARU perciben, una remuneración de US$ 8.500,oo dólares mensuales, libres de impuestos, suma que sería algo superior para los presidentes de cada delegación, más automóvil, más el combustible que consumen, más celular sin restricciones A esos emolumentos habrían que agregarle el viático que cada país paga cuando los delegados se trasladan a la sede de esa Comisión en Paysandú.

Si a lo que antecede se le agrega el hecho de que los delegados no están trabajando en forma permanente en la sede de la CARU a la que se trasladan por pocos días cada mes, se debe concluir en lo disparatado de los haberes que los mismos reciben, en momentos en que, cada país, debe observar políticas de extrema austeridad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
volver a todas las cartas