ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Carrera ciclista


@|Ponen en riesgo a la población.

El pasado domingo 19 de setiembre, a las 11.15 hs, en Montevideo, en la esquina de las Avenidas Américo Ricaldoni y Ramón V. Benzano, un grupo de peatones cruzaba en el semáforo habilitados por la luz verde, mirando además muy atentos la senda que lleva el sentido de circulación correspondiente y de la manera acostumbrada en ese sitio particular.
Aparece un pelotón de ciclistas a contramano, a alta velocidad, conducido de forma temeraria sin ningún tipo de advertencia previa y en total silencio.

¡Estuvieron a punto de atropellarlos!

Estuvo muy cerca de convertirse en un hecho de graves y tristes consecuencias físicas y penales. Hubo numerosas situaciones de alto peligro que pudimos observar durante el transcurso del evento.

Como frutilla de la torta, el pelotón no atinó a aminorar ni esquivar, pero sí a insultar a los peatones de manera soez.

A tener en cuenta:

Es una vía de tránsito de la ciudad. No una pista de carreras. Los peatones en este país son quienes tienen la preferencia en la vía pública siempre. Los semáforos estaban funcionando normalmente (nada indicaba que se corría una carrera).

No había advertencias sonoras. La carrera venía usando el carril contramano. Se estaba usando provisoriamente como circuito callejero. (No señalizado como tal). En ese momento circulaban peatones, animales domésticos, niños muy pequeños (como es habitual en el parque).

Ni la Federación Ciclista, ni la IMM, ni el Municipio, ni nadie puso señalización, a excepción de unos pocos conos que no decían nada.
Todo hacía sentir como si existiera una voluntad de provocar accidentes.
Lo que está probado es que las condiciones de seguridad no estaban dadas.
Previsiones que no estuvieron. ¿Qué debía existir allí? Las medidas acostumbradas en cualquier evento responsable:

- Cartelería o pasacalles de advertencia.
- Parlantes.
- Vallas que limiten el cruce de peatones.
- Señalización sonora.
- Un vehículo con sirena antes de los corredores.
- Personal de la organización de la competencia cada pocos metros vigilando.
- Personal de la Intendencia cada pocos metros vigilando.

Nada de eso existía ese domingo, en el cruce de Ricaldoni y Benzano, ni adyacencias.

Claramente se organizó de manera irresponsable. Poniendo en alto riesgo a peatones, familias y niños.

Para darle un buen cierre a todo esto. Correspondería que si vuelve a haber eventos de este tipo:

- Se hagan con responsabilidad.
- Con las medidas de seguridad necesarias.
- Y no estaría de más un reconocimiento público del grave error y una disculpa expresa por parte de los organizadores, en especial de la presidente de la Federación Ciclista de Montevideo, para con la población por haberla puesto en alto riesgo el pasado domingo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas