ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Candidaturas

Pidiendo limosna


@| Resulta lamentable ver cuando una persona con tal de concretar una aspiración de poder, puede llegar a mendigarle a otro su apoyo para lograrlo. Tal es la actitud del Ministro Danilo Astori frente al Pepe Mujica. Desde que el Frente Amplio asumió el poder siempre manejó la política económica, pero le quedó pendiente conseguir la presidencia de la república. Parece mentira que después de haber integrado el gobierno del Frente Amplio durante tres períodos consecutivos, no se haya dado cuenta que él es sólo una figura decorativa. Esto se vio claramente cuando el presidente Vázquez antes de su primera presidencia, lo llevó con él cuando fue a la ciudad de Washington y lo presentó como su futuro Ministro de Economía. Esta táctica tenía un solo fin: darle tranquilidad a los organismos financieros internacionales, brindarle confianza a los inversores y obtener un buen grado inversor. El signo negativo hubiera sido poner a Olesker en lugar de Astori. 

No hay que ser muy inteligente para darse cuenta que quienes dirigen los hilos de la coalición frentista son los grupos radicales (MPP, Partido Comunista, PVP y Casa Grande). Ninguno de estos así como tampoco el brazo sindical del gobierno (PIT CNT), permitirían que Astori fuera candidato presidencial. La única función que cumplen los restantes partidos que integran la coalición, es juntar votos y votar los proyectos de ley a pesar de no estar de acuerdo con ellos. No hay que perder el poder, por eso el fin justifica los medios y todos tienen el brazo enyesado en el Parlamento. 

Astori tampoco tuvo en cuenta que cuando fue vicepresidente en el gobierno de Mujica, éste siempre le pasó la pelota por encima y a pesar que éste se dio cuenta, miró para el costado a fin de no perder espacio político. Lo más evidente fue cuando Mujica creó un Ministerio de Economía paralelo colocando economistas afines al MPP en la OPP. La mayor jugarreta que el Pepe le hizo a Astori fue cuando le permitió a Sendic despilfarrar la plata de ANCAP en inversiones que sólo generarían pérdidas al organismo a tal punto que debió ser capitalizada con ochocientos millones de dólares. Como Sendic era el protegido del Pepe y éste lo quería colocar como candidato en las elecciones del 2015, todas estas inversiones en empresas de derecho público no estatal, lo tendrían a Sendic en la portada de las noticias y cortando cintas con fiestas fastuosas de miles de dólares. 

Parecería que Astori a pesar de todos los tropezones que ha sufrido dentro de la colación de gobierno, sus ansias de poder no le impiden rebajarse frente a quien todos saben que es un lobo con piel de cordero. Es un viejo zorro que se aprovecha de su liderazgo para que todos le pidan su bendición. La excusa que le dio al ministro para no darle su apoyo fue que el MPP no lo quería, pero no le dijo que esa también era su opinión.
El consejo que yo le daría al ministro es que se postule en las elecciones del Club Malvín, que le queda en el barrio y ahí no tendrá interferencias del Pepe.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º