ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Un cambio de mensajeros


@|Nos preocupa grandemente el lamentable recrudecimiento de los casos de Covid-19. También la comprobación de que ello obedece, en buena parte, a que las recomendaciones preventivas de las autoridades de gobierno y sanitarias no están siendo acatadas por ciertos sectores de la población; el de las personas jóvenes entre ellos.

Aceptando buenamente que no debe haber, de parte de quienes conforman esa franja etaria, una expresa predisposición a desobedecer esas sugerencias, quiero suponer que quizás éstas no les hayan llegado por la vía más idónea. En efecto, bien se sabe que son pocos los jóvenes que miran la televisión abierta, y menos aún los que se enteran, a través de los noticieros, de la marcha de la pandemia, y de las advertencias y consejos que en ellos formulan quienes están en el duro frente de batalla contra ella. Incluso, es hasta posible que algunos de esos jóvenes no tengan el discernimiento necesario para decodificar el mensaje, cuando éste les llega por boca de ese selecto grupo de científicos que vienen esforzándose honorariamente y con denuedo, para cuidar la salud de todos. Ni siquiera, cuando ellos optan por utilizar algunos términos “futboleros” para facilitar su mejor comprensión.

Es por esa razón que considero conveniente y oportuno –y así lo dejo planteado por esta vía- que pueda arbitrarse la forma para que sean los propios futbolistas (especialmente aquellos que gozan de una mayor popularidad o predicamento) los que, a través de los medios de difusión y del modo que se considere más apto (quizás mayormente por las redes sociales), les hagan llegar a los jóvenes que le rinden un merecido culto, esos mismos mensajes que no hayan podido captar, pero en un tono más directo e informal y utilizando el típico lenguaje cotidiano.

Quizás si el pedido a esos jóvenes para que cumplan con los protocolos, lo hacen el “Loco” Abreu, Suárez o Cavani, en un tono de consejo intimista por las redes, probablemente pueda ser más acatado, que el realizado prolijamente por esos científicos de nota, verdaderos “héroes civiles”, que velan por la salud de toda la población.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas