ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Cambiar el rumbo

Visiones de país


@| Uruguay y sus gobiernos frentistas están generando las condiciones que otrora dividieron a las familias emigrando hacia América o Europa, contradiciendo a la migración europea hacia nuestro país. La gran emigración uruguaya a Argentina, Venezuela y Europa tuvo su génesis en la confrontación tupamaros y el gobierno de la dictadura. Hoy Uruguay tiene la deuda y ratio por persona más grande de América, con 17.337 dólares por habitante; le sigue Chile 9.990 dólares, Argentina 6.729 dólares, México 3.392 dólares, Ecuador 3.337 dólares, Colombia 2.417 dólares, Brasil 1.510 dólares, Bolivia 942 dólares, Paraguay 890 dólares, Perú 447 y Venezuela prácticamente en default. La política indecente sobre los dineros públicos han hecho de Uruguay el país mas caro para vivir en América y -lo más importante- el más oneroso para producir. Alternativa esta, la de exportar, imprescindible para de aquí a un tiempo revertir el horizonte país, que es para nada auspicioso. Y esto tiene que ver con la dilapidación constante de los dineros públicos por políticos que se han creído todopoderosos y volvieron a destruir la nación.

A los jóvenes le solicitamos que por favor no emigren, piensen su voto en base a análisis de programas bien fundados para tratar de acompasar los cambios dirigidos a un país en real crecimiento.

Estamos recibiendo migración de Venezuela, República Dominicana y Cuba, que sean bienvenidos ya que son hermanos de países en desgracia, pero que no emigren los nuestros, que son hermanos de sangre, a quienes se les hurtó el futuro y la esperanza de vivir con bienestar en su país. Unámosno en los momentos que debemos ser más uruguayos que nunca, en defensa de un proyecto que le brinde calidad de vida a los hermanos de piel y de sangre.

No confrontemos con el campo que es quien produce riqueza, en el buen sentido. Obliguemos desde una posición de compromiso para hacer comprender al gobierno que su indolencia e inexperiencia termina perjudicando al que produce, pero fundamentalmente a la sociedad que recibe la cuota parte de riqueza (mediante impuestos) que se vierten al Estado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
volver a todas las cartas