ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

El BROU

¿Al servicio del cliente?


 | @|En este momento en que existe una ley de bancarización que nos obliga a cobrar y a pagar por tarjeta bancaria, la sucursal del Brou de Montevideo Shopping decide tomar sus propias decisiones: los riesgos quedan a cargo del cliente.

Soy la curadora de mi madre, que tiene 89 años, y que como consecuencia de su deterioro cognitivo fue declarada incapaz.

En junio pasado debí abrir una cuenta en el Brou a nombre de ella para que el organismo pertinente deposite allí sus haberes . Lo hice presentando la sentencia de incapacidad, mi nombramiento de curadora y el certificado notarial que también piden para abrir esa cuenta y hacer efectivo el cobro. Para ello se me entregó una tarjeta de cobro y así me manejé sin ningún problema… hasta ahora… en que el Brou de Montevideo Shopping me cambia las reglas a su antojo.

El Brou dispone que cada seis meses se debe llevar este certificado notarial. El 5 de diciembre debía llevarlo y era la primera vez que tenía que hacerlo después de abrir la cuenta.Y la verdad- y ahí está mi error- que no justifica lo ocurrido- es que no me acordé en diciembre. Me acordé el lunes 12, así que el martes 13 lo llevé.

La ejecutiva de cuenta tomó el certificado notarial y mis documentos y desapareció por 20 minutos y llegó diciéndome que me cancelaron la tarjeta de cobro y que de ahora en adelante debo ir al banco, sacar número para ser atendida por un ejecutivo de cuentas (20 personas antes como mínimo) y cobrar por caja la totalidad de la pensión y ellos vuelven a trancar la cuenta hasta el mes siguiente donde volveré a hacer lo mismo y así siempre.

Asombrada le pregunté si se trataba de una especie de castigo por el retraso con el certificado notarial y la ejecutiva me dijo que no, que desde ahora todas las curatelas deberán cobrarse por caja, se eliminaron las tarjetas de cobro para los curadores. Así, sin notificación ni advertencia aprovechando mi visita me obligan a cobrar a la antigua.

Hoy que hay que pagarle a todos por cajero y con tarjeta yo debo arriesgarme a salir todos los meses con todo el total de su pensión a las muy seguras calles de Montevideo después de haber estado como mínimo 2 horas de plantón en la sucursal. Pero además, resulta que si no pudiera ir yo al banco, por salud o lo que fuera, nadie más puede.

Esta decisión de la sucursal de Montevideo Shopping me pone y quizás ponga a otros curadores en riesgo de ser asaltados, heridos o asesinados todos los meses Nos ponen a jugar a la ruleta rusa.

Los hago responsables de lo que me pueda pasar, porque lo son. Y porque se aprovecharon de un trámite al que fui voluntariamente y sin mediar ninguna intimación ni orden.

En esta sucursal se nos perjudica a sabiendas de que lo que se hace es un terrible incordio y un riesgo para gente como yo que ni siquiera soy joven y puedo reaccionar o defenderme fácilmente en un atraco.

Pero de ahora en adelante los curadores seremos presa de los asaltantes de siempre y si tenemos suerte quizá nos salvemos de salir en las noticias policiales del día. Al menos los que tenemos la cuenta en la sucursal Montevideo Shopping.

Sólo me resta preguntar cómo es que en esa sucursal pueden dejar de cumplir con la ley a la que todos estamos sujetos. Una ley que obliga a que todos cobremos con tarjeta, como lo vine haciendo desde junio y sin problemas.

¿Será que la sola voluntad de alguien vale más que la ley?

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º