Publicidad

Bandera sanitaria

 Un gran acierto fue la colocación de la bandera sanitaria en las playas ante la presencia de las cianobacterias, aunque no pensé que hubiera tanta gente daltónica que se baña igual.

Pregunto, ¿no sería útil colocarla en las esquinas cuando los contenedores están desbordados y despiden con estos calores los olores fétidos y prevenirnos de los focos de infección.

Para que los muchachos de Adeom no lo consideren un atentado al trabajo de estos esforzados muchachos, uno de ellos mismos podría sostener la bandera.

Publicidad

Publicidad