ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Bancarios jubilados


@|Mucha gente pone el grito en el cielo cuando se habla de lo que consideran "ingresos altos".

En este caso, me referiré a las jubilaciones específicamente bancarias y pondré el caso concreto de un ex gerente de Banco, quien trabajó desde los 15 años y por 45 años, no sólo horarios extensísimos, sino días en que lo hizo tres días y tres noches de continuo. Toda su carrera en bancos privados, empezando por aquel famoso Transatlántico.

Su trabajo incluyó un desarrollo que recibió el segundo lugar de un premio internacional en Países Bajos, cuyos derechos cedió al Banco en que trabajaba.

Fue representante de Uruguay ante Swift, etc.

Una larga y exitosa carrera; sus ingresos iban subiendo a medida que sus responsabilidades ascendían. Y por ende sus aportes.

Al jubilarse, le redujeron la jubilación casi al 50% (pero no le devolvieron la diferencia de los aportes realizados).

Actualmente, de esa jubilación de $200.000, casi dos terceras partes se van en impuestos. ¿Es justo?

Está el IASS, además el Impuesto de la Caja de Jubilaciones Bancarias que sólo aportan los jubilados (¿por qué no los activos que serán los futuros jubilados?). Y ahora el impuesto por la Emergencia del Coronavirus.
Conclusión: en abril de 2020 cobró $125.000. ¡Este mes cobró $83.000! Debería estar cobrando $200.000.

El Estado nunca protestó cuando hizo sus aportes, no dijo “qué altos que son, vamos a devolverle las dos terceras partes".

Cada persona adecua su vida a los ingresos que percibe, derivados del trabajo y aportes de una vida. No se puede seguir metiendo la mano en los bolsillos ajenos.
El país, ahora, vive una emergencia, pero detrás de cada pasivo también puede haber emergencias personales tan malas o peores que el propio Covid 19 y la tiene que soportar sólo, sin ayuda ninguna y todavía con menos recursos, porque el Estado le sacó más dinero sin preguntarle si estaba pasando por una emergencia sanitaria.

Basta ya de recurrir a los ingresos de los vapuleados adultos mayores que ya dieron con creces su aporte al país. Busquemos otras fuentes de ingresos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas