ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Apuesta a la Educación

Obsesión de Singapur


@| Cada país se muestra al mundo de acuerdo a su arte, a su educación, a su seguridad, por su juventud, por su deporte, etc. 

Singapur decidió salir al mundo en base a la perfección de la educación, y es tanta su obsesión por la educación y la innovación, que se puede observar hasta en los billetes de dólares del país en los que se muestra un aula con alumnos escuchando al profesor, con una universidad al fondo y la palabra “Educación” escrita debajo.

En Singapur hay una obsesión nacional por la educación. Esta obsesión se puede observar en diversas áreas de las actividades nacionales.

La educación es una de las mejores medidas para la superación de la pobreza y para terminar con las diferencias sociales. Singapur ha considerado de vital importancia el generar cambios positivos para mejorar la calidad educativa de su sistema, ya que consideran que la riqueza de su país está en sus estudiantes.

El sistema educativo de Singapur ofrece una variedad de programas a tiempo completo, a media jornada, a distancia, de educación continua y de entrenamiento. Los títulos singapurenses están reconocidos a nivel mundial. Currículo: A pesar de la “obsesión” que Singapur tiene por la educación, lo cierto es que su currículo no es para nada rígido, y se ha intentado compensar un estilo educativo exigente con una malla curricular flexible, que permita potenciar las habilidades de los alumnos. Singapur ha sabido complementar el currículo académico con programas extracurriculares como artes, música, deportes, ciencias, informática y competencias transversales para el desarrollo integral.

De todos es bien sabido que la educación no sólo depende de los docentes. Es igual de importante que las familias no dejen todo en manos del colegio y dediquen el tiempo necesario para apoyar desde casa el estudio de sus hijos. En Singapur está muy generalizado el apoyo constante que se da a los alumnos en sus casas. Según estudios internacionales, las madres en Asia invierten 10 veces más tiempo ayudando a sus hijos con sus tareas en sus casas que las madres latinoamericanas.

Los estudiantes de Singapur viven, por tanto, desde los seis años enfrentados a una competitividad extrema en pocas palabras: Mérito, esfuerzo, bilingüismo, presión familiar y segregación en función de los resultados académicos son las claves del éxito de Singapur en educación
A finales de los 60, cuando Singapur atrajo a compañías extranjeras para combatir el alto índice de desempleo, se les enseñaba a los jóvenes trabajadores a ser puntuales, a trabajar de manera responsable y a aprender a fabricar productos de alta calidad. Con estas características ellos mantenían sus puestos de trabajo, ganaban experiencia y aprendían el negocio.

El Gobierno de Singapur entendió desde un principio que si quería jóvenes capaces en las áreas que el país necesitaba, la única solución era cambiar por completo el sistema educativo. Hasta la actualidad el principal objetivo es lograr que los estudiantes piensen, analicen y resuelvan problemas por sí mismos. Además, les enseñan a que no deben limitarse en lo que está escrito en los libros de textos, sino que les obligan a ver más allá.
Hoy Singapur es un ejemplo de progreso en el mundo, hoy Uruguay es un ejemplo de retroceso en el mundo.

Singapur mira y camina al futuro, Uruguay se detuvo en el pasado hemipléjico.

¿Era necesario llegar a lo que nos llevaron?

¡¡ Que pena , por Dios !!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas