ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Andrés incinerado mientras dormía...


@|Conocemos a Andrés, “el negro”, desde hace unos 20 años, y a su familia también, su hermana Gloria, sobrino Enzo y fallecido cuñado Jorge.

Es una persona excelente, un ser de luz entre tantos zombis que deambulan en la Ciudad Vieja.

Se nos encogió el corazón cuando supimos que se trataba de él; mi marido me mandó un msj y me dijo: "¿no será Andrés?". Yo ni le contesté, ¡nunca me imagine que fuese él!

Andrés no se mete con nadie, es una persona respetuosa, y alegre, su debilidad es el vino, pero siempre, siempre sólo el vino. Ya escuchamos en algún informativo que "el tiene adicciones"; no se equivoquen, su mayor escándalo era bailar en medio de la calle con la radio pegada en el oído. En los últimos meses ya no lo podía hacer porque se la habían robado.

Fanático del Bolso, era un poema verlo bailar cuando Nacional ganaba; podría decir un loco alegre para ilustrarlo, pero no puedo porque no tiene nada de loco, es un ser normal y corriente, ubicado y sereno.

La última vez que lo vimos estaba sentado en la esquina de Colón y Piedras, con sus cacharpas y sus perros, tranquilo y sonriente tomando mate. Me di cuenta que no se acercaba a los autos cuando se iban, y le pregunte porqué, me dijo "no, no, en esta cuadra está el Ryan, no quiero tener líos". Le insistí: pero Andrés, hace más de 20 años que estás en el barrio, es tu oportunidad para hacer algún $... “No”, rotundo. Así de anti-problemas es él.

Cuando les conté a mis hijos en casa lo que había pasado, mi hija de 13 años me miró con ojos grandes y me dijo: “¿Pero cuándo pasó eso? ¿En Uruguay? ¿Ahora?...”.

¡Qué decirles! La angustia, la impotencia de saber que una buena persona, un hombre joven de 40 años, que la vida ha llevado a vivir en la calle, pueda tener un final así... Es difícil imaginar qué puede haber pasado para que le hicieran eso. Ni que hablar que no fue un problema de drogas, aunque vivía rodeado de droga, a niveles que asquean. Ciudad Vieja ha cambiado mucho, a veces pienso que es tierra de nadie; los consumidores de pasta base pululan consumiendo a la vista de todos, no reparan en nada, ni se inmutan cuando les pasa la policía por al lado, ni los turistas tampoco... vergonzoso. Ciudad Vieja es la puerta de entrada al turismo que llega por los cruceros, son miles...

Hoy me arrepiento de no haberle insistido más para que se fuera a un refugio, me arrepiento de no haberlo obligado a que lo hiciera. Me pregunto qué va a ser de su vida si sobrevive; quién va a encargarse de él; si el Estado lo ayudará, si buscarán al culpable, si se hará justicia...

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas