ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Agradecimiento a DIMOE


@|Carta abierta a la Cria. Mayor Nelsa Viscailuz, Directora de DIMOE, Ministerio del Interior.

Estimada Directora:
Vaya mi más sincero reconocimiento a todo su equipo de trabajo.
Por más de un año me sentí cuidada y protegida por DIMOE. Gracias a ustedes fui recuperando, de a poco, la confianza y la paz en mi vida… Aún cuando cumplen con absoluta responsabilidad y dedicación su trabajo, no sé si todos son conscientes del gran impacto que cada uno de ustedes tiene en la vida de las personas que monitorean, cada vez que nos llaman para darnos indicaciones, por eso estas líneas de profundo agradecimiento.

Para quienes no conocen, DIMOE es la Dirección de Monitoreo Electrónico, se ocupa de monitorear las tobilleras y el cumplimiento de las medidas dispuestas por la Justicia en casos de violencia doméstica y otros.
En abril de 2019 ingresé al programa de protección, las medidas se fueron extendiendo hasta hace una semana. El comienzo fue impactante y muy estresante por todo lo que implica.

En la Comisaría de la Mujer, un oficial me explicó el funcionamiento de la tobillera, que estaría monitoreada permanentemente para garantizar el cumplimiento de las medidas cautelares y cómo usar el dispositivo. Me dijo que básicamente es un GPS que incluye un botón de pánico y permite comunicación de voz con DIMOE (funcionando como un celular).

Ese fue durante más de un año nuestro medio de comunicación, y aunque nunca conocí personalmente al equipo de monitoreo, sentí su presencia y cuidado permanentemente.

El oficial me indicó que mientras durara la protección yo debía ir a todas partes con el dispositivo y su cargador. Por su parte, mi ex estaría obligado a portar permanentemente una tobillera y un dispositivo similar. Al principio es difícil dimensionar todo lo que implica, con el tiempo uno entiende y se acostumbra.

La primera vez que sonó el dispositivo entré en pánico, estaba sola. Por el mismo aparato me comuniqué con DIMOE, me orientaron y calmaron. A lo largo de un año y pico sonó varias veces, por distintos motivos, y en cada ocasión me guiaron, transmitiendo tranquilidad y seguridad.

Jamás me imaginé que viviría algo así, sin embargo debo decir que todos fueron respetuosos y comprensivos, mostrando disposición y empatía, algo muy necesario en un momento de tanta vulnerabilidad y fragilidad.
Antes de ingresar al sistema de protección sentía que la violencia y el acoso, en su infinidad de formas, nunca terminarían, muchas veces pensé que la única salida sería la muerte.

La tobillera fue un “bastón” que me permitió retomar mi vida. Ahora estoy en proceso de aprender a caminar sin ese apoyo; los primeros días fueron difíciles, en estado de alerta, hoy me siento un poco más confiada.

Me consta que todo este mecanismo de protección involucra a muchas personas, a todos y cada uno reitero mi más sincero agradecimiento y enorme reconocimiento por la labor que desarrollan.

DIMOE, INMUJERES, los portadores de los equipos, la Comisaría de la Mujer, a todos ¡infinitas gracias!

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas