ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

La actividad privada


@|Soy una persona que nunca en mi vida fui empleado privado ni público, soy profesional universitario independiente, por lo tanto creo ser imparcial en mis opiniones.

Se realizará un descuento a 15.000 funcionarios públicos solamente con altos ingresos y el Pit Cnt, como no lo consultaron, protestó en forma verbal y escrita, porque ellos no lo aprobaron. Esto es insólito, de no creer; seguro, estaban acostumbrados a gobernar, por eso le hicieron un homenaje al expresidente, después del auto homenaje realizado en La Teja.

Dice el Pit Cnt y altos políticos del Frente Amplio, que este “impuesto de guerra” o descuento, se debía aplicar a todos los empleados públicos y privados y también a los empresarios de alguna otra forma.

A la actividad privada, ya sean empleados o empresarios, no se les puede cobrar más de la ya existente carga tributaria.

Sí se puede cobrar más a todos los empleados públicos, pues tienen muchos más beneficios que los privados, por citar el más importante: no pueden ser despedidos, cosa que en la actividad privada se sufre todos los días.

Hay que defender la actividad privada que es la que produce la riqueza del país, ya sea la pecuaria, la agricultura, la fruticultura, sus industrias, etc.
Se critica al empresario privado rural, industrial y comercial, pero son los que mueven la economía del país, son los que arriesgan su capital (todos los días cierran decenas de empresas y detrás de ellos la suerte de sus empleados).

En la actividad privada, en muchos rubros, no existe el horario de trabajo, hay que trabajar cuando se puede, cuando el clima lo permite (por poner un ejemplo se trabaja sábados, domingos y feriados, o hasta las 2 de la mañana; porque los camiones cargados con uva llegaron tarde a la bodega).
Los que vivimos en la ciudad de Montevideo no nos damos cuenta de los problemas que tiene la actividad rural.

Nosotros nos ponemos contentos porque no llueve, no nos mojamos y no tenemos que llevar el paraguas o podemos ir a la playa. Para otros, significa perder la cosecha y el trabajo de meses o años, con pérdidas económicas; y ni menciono las heladas, granizo, etc. De las 8 horas diarias que dice el exgobierno con orgullo, nadie se puede acordar.

En cambio, en la ciudad, muchas personas nunca trabajaron y sólo saben hablar.

Hay que apoyar al campo y su industria, como dice el Ministro Talvi, es el petróleo uruguayo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
volver a todas las cartas