ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Aceptar lo inaceptable


@| Un error lo puede tener cualquiera, dicen. Y los uruguayos nos hemos acostumbrado a esto.

Yo me niego.

¿Acaso alguien justificaría el error de un cirujano si el destinatario de ese error es un familiar que termina muerto?
¿Alguien aceptaría el error de un piloto que estrella un avión con decenas de ocupantes?
¿O acaso queda alguien que justifique un error que le ha hecho perder al país cientos de millones de dólares?

Hoy nos encontramos con una situación que puso en riesgo la salud de miles de uruguayos.

Caídas de cabello y algunas afecciones en la piel, más allá de una turbiedad inaceptable, fueron (por suerte las únicas) consecuencias de un “error” de un funcionario, según las autoridades de OSE.

¡Parece que el muchacho le echó un cantidad disparatada de soda al agua potable!

Más allá de las consecuencias que su acción produjo, más allá de la supuesta sanción administrativa que este funcionario podrá recibir, cabe preguntarse:

¿Cómo es que un solo funcionario es el responsable del agua que consumimos? ¿Y si en vez de soda hubiera sido otra sustancia más agresiva? ¿Y si hubiera sido un veneno?
¿Y si en vez de un error hubiera sido un atentado?
Me pregunto: ¿Cuáles son los protocolos de seguridad que maneja OSE? ¿Cómo se puede dejar la salud, y quizás la vida, de la población en manos de una sola persona? Que bien puede tener un mal día. ¿Pero que su mal día pueda repercutir en la salud de la población?

Me niego a aceptarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas