ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

La acción positiva

Feminismo ayer y hoy


@| A veces me pregunto qué sería del mundo si las feministas de ayer hubieran tratado de conquistar sus logros con los métodos de lucha de algunas feministas de hoy. No me imagino a Amelia Earhart protestando en topless porque no la dejaban pilotear un avión. No; ella ahorró y se compró su propio avión “El canario” y se convirtió en la primera en cruzar el atlántico. 

Durante la Segunda Guerra Mundial, Julia Child habría hecho alguna clase de boicot al cuerpo femenil armado de los Estados Unidos al habérsele negado el ingreso por ser muy alta. En lugar de ello, se ubicó en la Oficina de Servicios Estratégicos de ese país, inicialmente como mecanógrafa, pero posteriormente gracias a su destacado trabajo, pasó a investigadora secreta. A la larga se hizo famosa por su libro de cocina francesa y su programa de televisión que son un legado cultural en su país.

Luego de años estudiando clandestinamente en la Uniwersytet Latający o “universidad flotante” cuando al fin logró ingresar a la Sorbona, Marie Skłodowska quizá habría organizado un paro o enérgica protesta de rechazo pues en la Facultad de Ciencias, había solo 27 mujeres de 776 estudiantes. Pero en lugar de eso, se educó con las uñas y en la clandestinidad buena parte de su vida. Ya en la Sorbona necesitó esforzarse el doble que sus compañeros porque debió perfeccionar el francés para poder estar a nivel. Se casó con Pierre Curie, tuvo dos hijas y ya como Marie Curie, trabajó con su esposo que también fue su colega y juntos ganaron un Nobel, convirtiéndose en la primera mujer en recibirlo, muy a pesar de la resistencia de la propia academia a otórgaselo. Posteriormente volvió a ganarlo individualmente. 

Celia Cruz, en lugar de cantar, se habría dedicado a combatir el sistema de entonces que no estimaba que las mujeres pudieran tener éxito como figuras principales de una agrupación o se habría quedado en la nostalgia por la Cuba que no pudo volver a pisar por razones políticas, en lugar de eso le puso ritmo a toda América, haciendo brillar el nombre de su país y los sonidos del Caribe. 

Rosa Parks le habría lanzado bombas de pintura o piedras a un autobús. En lugar de eso, hizo una sola cosa, hacer lo que estimaba justo, negándose a ceder el asiento a un hombre blanco. Aunque acabó arrestada, impulso una creativa protesta en la que se invitó a la gente de color a trasladarse por sus propios medios, sin usar autobuses, con lo cual afectaron la rentabilidad del servicio, generando en últimas el fin de la política de segregación racial en los autobuses. Fue solo el principio. 

Son tantas las mujeres grandiosas en todas partes del mundo, que cualquier texto seria siempre corto. Son tantos y tan disimiles los contextos que a cada una le tocó enfrentar; casi tan distintos como sus ideales y miradas del mundo –con los que puede uno coincidir o no- Pero el lugar común es que trascendieron de la queja a la acción positiva para alcanzar grandes cambios. 

Caminar sin ropa, atacar sede de templos religiosos, taparse la cara con prendas íntimas, o culpar eternamente a un heterogéneo colectivo masculino bajo el común denominador de “patriarcado”, no parece ser el método efectivo para alcanzar cambios positivos. 

La vida de una mujer hoy es mucho más libre de lo que ha sido jamás, y eso pasa por admitir que no hay proyectos de vida excluyentes. El matrimonio o la maternidad -que por cierto es el rol más influyente en la historia con el cual siempre podremos cambiar y mejorar las generaciones venideras criando con valores de igualdad y libertad- no anula otras opciones de vida como desarrollar una profesión y destacar en ella, incluso en aquellas áreas que en otro tiempo se veían como exclusivas de los hombres; pero eso no implica que no queden tareas por hacer, sin embargo, no se resolverán bajo premisas erradas. La historia está llena de ejemplos que prueban que es mejor pasar de la queja y la culpa a la acción positiva a través nuestros talentos y lo mejor que podamos dar con ellos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º