ECOS
Email:
Teléfono: 2908 0911
Correo: Plaza de Cagancha 1162
Escriba su carta aquí

Ellos o nosotros


@| Yo viví y me crié en el barrio Casarino, el mismo barrio que fue noticia en los últimos días por la detención que hicieron varios vecinos luego de que una pareja cometiera una rapiña en la pollería de la zona. En mi niñez este era un barrio muy tranquilo, yo tengo 25, así que esa parte de mi vida corresponde más que nada a los 90’ y principios del 2000. En ese entonces gozábamos de beneficios inimaginables para niños que hoy viven en el lugar, me acuerdo que luego de hacer los deberes, me iba a jugar a la pelota con mis amigos y no volvía hasta la noche casi, pasaba el día en el campito, hasta el punto incluso que mi madre me iba a buscar en ocasiones. 

La realidad del barrio hoy es totalmente otra. Como en muchos barrios de Canelones y Montevideo la delincuencia se ha propagado. Cada vez que vuelvo a visitar al barrio me llevo imágenes que son claras y que son imágenes del nuevo Uruguay, por ejemplo, un grupito de adolescentes sentados todo el día en la parada, ¿haciendo qué? ¿ Acaso no tienen nada que hacer en todo el día?, ¿y el liceo?, ¿y los padres? Me pregunto yo.
El hecho de violencia del otro día, no es justificado, no soy partidario de la violencia, pero la gente está cansada, y esto se viene a pique. Fue la reacción de gente que no está calificada para hacer esas cosas, a veces hasta la policía misma que es supuestamente entrenada para ello, se excede con la fuerza; ¿qué esperaban de un grupo lleno de ira que está cansado de que se burlen de él? Si alguien debía detener la supuesta tortura, era el personal calificado. 

La verdad es que esto puede traer cola, puede ser emulado por otras localidades del país que también se encuentran en situaciones de inseguridad similares, esperemos que no se llegue a eso, y que se liberen las trabas ideológicas que impiden la actuación de un gobierno que es espectador en la obra de la delincuencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
volver a todas las cartas

º