User Admin

Escritores libres

Por primera vez, luego de largas décadas de funcionamiento, el PEN Internacional eligió como presidente de la institución, a una mujer. La asamblea de delegados de lo que otrora fue el Pen Club, reunida en Quebec, eligió a la renombrada escritora mexicano-americana Jennifer Clement para presidir la organización que sesionó en Canadá en su 81º congreso internacional.

Por primera vez, luego de largas décadas de funcionamiento, el PEN Internacional eligió como presidente de la institución, a una mujer. La asamblea de delegados de lo que otrora fue el Pen Club, reunida en Quebec, eligió a la renombrada escritora mexicano-americana Jennifer Clement para presidir la organización que sesionó en Canadá en su 81º congreso internacional.

Esta designación implica varias cosas. En primer término expresa la saludable creciente presencia femenina en organizaciones internacionales importantes. En segundo lugar la ratificación del compromiso del PEN en la lucha en procura de libertad para los escritores y en especial para los que se enfrentan a organizaciones criminales, renglón en el que Clement se ha mostrado particularmente activa.

La escritora galardonada pasó sus primeros años en Ciudad de México, estudió literatura inglesa y antropología en la universidad de New York y también estudió literatura francesa en París. Tiene un título de la universidad de Maine y domina inglés y español y en parte francés. De 2009 a 2012 ella presidió el PEN de México y su trabajo se centró en investigar y exponer la desaparición y asesinato de periodistas. Su escritura y activismo representaron un compromiso vitalicio de honrar a aquellos que fueron silenciados por género, clase y raza. Su libro ”Plegarias para los robados”, que implicó más de diez años de investigación del secuestro de niñas en México recibió el premio humanitario Sara Curry.

Todo esto lleva a sentir que habrá acrecida comunicación entre los centros PEN de América aunque más no sea por el flujo de un idioma común y la consideración de temas altamente preocupantes que vibran a lo largo y a lo ancho del continente. Todo esto sin menoscabo de la labor desarrollada por el escritor y filósofo John Ralston Saul que deja la presidencia después de seis años de ejercicio, durante los cuales procuró relacionarse acrecidamente en nuestra región. Por ejemplo, el año pasado concretó una reunión con miembros argentinos y uruguayos del PEN durante la feria del libro de Buenos Aires. Allí James Tennant hizo de nexo entre los anglo parlantes y los hispanos. Quizás nadie haya descrito más claramente el accionar del canadiense Ralston Saul que la vicepresidenta de PEN Internacional, Margaret Atwood: “John siempre ha estado apasionadamente dedicado a la libertad de escribir y publicar sin temor a la persecución y la muerte. Esta es la libertad que PEN defiende. Y la lucha por esta libertad se ha vuelto más y más importante a medida que el Siglo XXI ha aumentado las formas tradicionales de intolerancia y represión. Gracias John por todo lo que has hecho por escritores y periodistas de todo el mundo y por su libertad.”

Al enterarse de su elección, Jennifer Clement dijo: “Gracias a todos ustedes. Todos están felicitándome pero esto no es un premio, no es un trofeo. Es un acto de confianza y espero ser digna de su confianza.”

Para cerrar, una mención respecto de quien durante la gestión del presidente saliente fue nexo esencial entre los centros de habla hispana y los de habla inglesa: Gloria Guardia de Alfaro, de la Fundación Iberoamericana del Pen Internacional. Es de esperar que ella mantenga vibrante su valioso aporte a este relacionamiento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)