User Admin

El cuento de la lechera

UTE promete electricidad de sobra. Hace muchos años que el ente trata de satisfacer la demanda sin éxito. Pero ahora, según dice, no solo dejará de aplicar su política restrictiva (cuanto menos venda, mejor) sino que tendremos un futuro inundado de sobrantes eléctricos.

UTE promete electricidad de sobra. Hace muchos años que el ente trata de satisfacer la demanda sin éxito. Pero ahora, según dice, no solo dejará de aplicar su política restrictiva (cuanto menos venda, mejor) sino que tendremos un futuro inundado de sobrantes eléctricos.

Las crisis energéticas padecidas en el 2006. 2009, 2012 fundieron la Ute. Su parálisis administrativa, le impidió aumentar la producción; se había confiado durante años, en comprar energía en la Argentina y en Brasil y de pronto, terribles sequías le provocaron pérdidas por unos tres mil o cuatro mil millones de dólares. Ute pagaba quinientos dólares el megavatio, cuando los reactores nucleares de Argentina y de Brasil producen un megavatio con 31 dólares de uranio.
La pregunta es: ¿Habrá sequía en el 2015 y se romperá el cántaro? La abundancia de electricidad soñada es inmensa; a tal grado que se realizan estudios varios, para administrar los magnos excedentes.
Van a construir pozos grandes como valles, hechos y forrados a gran altura, para después subir a ellos, millones de metros cúbicos de agua a la cumbre de los altos cerros. Creados esos mares artificiales, subido el líquido mediante poderosas bombas eléctricas, se podrá disponer, cuando se quiera, de un derrame colosal, controlado, que moverá turbinas capaces de llenar la patria de energía por encima de lo requerido.
Observo que quienes sueñan y estudian cómo atesorar energía, son ingenieros y ningún economista.(¡!) El costo de las obras a realizar están a nuestro alcance. Sus comunicados de prensa dicen:
“UTE evalúa la construcción de una central hidroeléctrica de acumulación y bombeo que utilice agua y viento, cuyo costo se estima en unos 300 millones de dólares. El Presidente Mujica dice que el viento no cuesta nada; y 300 millones es poco para una estructura que va durar siglos. El ente electrizante se mira horondo, acopiando excedentes.
-- “Este mes – dice Ute - el directorio recibirá un estudio de factibilidad para la instalación de una planta de acumulación de agua.
Este tipo de centrales se basa en el almacenamiento de energía mediante el bombeo de agua desde un embalse inferior hasta un embalse superior, con por lo menos 100 metros de desnivel. El punto más adecuado para empezar, sería en la Sierra de la Aurora (Cuchilla Negra) en Rivera.” (Fuente: EL País, 7/7/2014).
La leche sigue llenando el cántaro. Ay!.. No todos serán sueños realizados. Sucede que el viento ¡sopla cuando quiere! se mueve a a ráfagas o practica largas ausencias durante las cuales el viento no existe.
UTE y el Director de energía saben muy bien que el plan que inventaron y firmaron con empresas de energía eólica por 15 años, es un error irreparable.
-- “Las energías renovables no han logrado cubrir más del 15% de la matriz energética primaria mundial” “De hecho, un poco más del 80% de la generación eléctrica en el mundo es de origen térmico, ya sea en base a gas natural, carbón, derivados de petróleo o nuclear.” (Lo dice textualmente el Director de Energía).
Los planes soñados, bajados a tierra desinflan sus vendavales de 1.200 megas hora. El viento no cuesta nada, pero bien se sabe que la energía eólica es la más cara después de la energía solar y que no es energía segura. Si a eso se agrega el costo de levantar millones de quilos de agua a más de cien metros de altura…
Ah! La solución con molinos de viento es insegura yeconómicamente inviable. ¡Pum! Cántaro al suelo. Habrá que pensar en las soluciones que usa el resto del mundo, ceñidas a las exigencias competitivas. Los sueños regios, son de mentira. Carlos Maggi.

UNA APUESTA AL DESARROLLO INDUSTRIAL
Poseer una capacidad industrial y un avance tecnológico envidiables y mantener esta reputación no es simple, especialmente si hablamos de una nación que no cuenta con ningún recurso propio de energía fósil como Uruguay
Toda administración sabe que tanto el desarrollo económico como el progreso tecnológico no serían posibles sin un suministro ininterrumpido de energía a precio competitivo y en abundancia con alto grado de sustentabilidad ambiental.
Dicha estabilidad debe ser proporcionada por una diversidad de fuentes energéticas con las que debe contar el Uruguay donde el aporte nuclear resulta fundamental.
Se hace imprescindible implementar una estrategia tendiente a garantizar un suministro suficiente, favorecer la eficiencia y producir el menor impacto posible en el medio ambiente. Esta combinación tiene como resultado lograr un alto índice de consumo de energía eléctrica por habitante lo cual se asocia a un alto grado de desarrollo, para o lo cual también es necesario lograr mantenerse en el ranking de los menos contaminantes del mundo: “Uruguay Natural” en materia de emisiones de CO2.
La apuesta en el caso de Uruguay no es arriesgada ya que disponemos de una gran estabilidad tectónica a diferencia de Chile o Japón donde además no se registran tsunamis frente a nuestra costa atlántica. A las razones ya señaladas, de aportar a la diversidad energética para mantener la productividad industrial y el desarrollo económico-social, las autoridades que construyan el recurso de la energía nuclear tienen el agregado de razones variadas, entre las que se encuentran el tratarse de una fuente “limpia”, que no tiene emisiones de gases de efecto invernadero, causantes además de la lluvia ácida, que no perjudica la capa de ozono.
Las centrales nucleares emiten cantidades muy pequeñas de residuos en proporción a las inmensas cantidades de electricidad que producen.
En efecto, la energía nuclear cuenta con grandes ventajas, como el no estar sujeta a cambios en las condiciones climáticas y que sus centrales operan 24 horas al día durante los 365 días del año, lo que constituye la garantía de suministro.
Además, no sufre fluctuaciones imprevisibles en los costes y tampoco depende de suministros del extranjero mayormente, lo que se traduce en que tanto la oferta como el precio del uranio sea relativamente estables a mediano y largo plazo, superando en eficiencia respecto a la energía solar y eólica, consideradas como opciones medioambiental atractivas, pero cuyo uso sigue siendo limitado por los caprichos del clima y los altos costos de inversión.
-- “No hay alternativa más sensible que la energía nuclear si queremos realmente sustentar nuestra civilización” – dijo James Lovelock, líder mundial en divulgación y defensa ambiental.
En un reporte reciente, la ONU advierte que la “fiebre” por biocombustibles podría traer hambruna, a los más altos niveles, , si los gobiernos no piensan seriamente acerca de su aplicación extensiva. Nos dice que la rápida idea de convertir alimentos- como maíz, azúcar, aceite de palma y trigo en biocombustibles es una receta para el desastre.
Agrega que existe un serio riesgo al crear una batalla entre la comida y los biocombustibles que afectaría a los más pobres de las naciones en desarrollo; pagarían precios más altos para alimentarse, debido al rápido ascenso en los precios de la tierra y el agua. Este es el punto fuerte del informe sobre el Derecho a la Alimentación presentado ante el plenario de la Asamblea General, el 24 de octubre del 2007.
Ingeniero Álvaro Bermúdez

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)