Ricardo Reilly Salaverri
Ricardo Reilly Salaverri

155.000 saqueados

Los senadores Lacalle Pou y Larrañaga, y sostenidamente el diputado Pablo Abdala, han expresado su rechazo respecto al robo que la Frentísima Trinidad -Vázquez, Mujica y siempre Astori- propinaron a aproximadamente más de 150.000 jubilados, rebajándoles los haberes de pasividad. El saqueo tiene título engañoso: se llama” Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social” (IASS). En el atropello ha estado unánimemente presente la mayoría automática de diputados y senadores frenteamplistas del Parlamento.

Los senadores Lacalle Pou y Larrañaga, y sostenidamente el diputado Pablo Abdala, han expresado su rechazo respecto al robo que la Frentísima Trinidad -Vázquez, Mujica y siempre Astori- propinaron a aproximadamente más de 150.000 jubilados, rebajándoles los haberes de pasividad. El saqueo tiene título engañoso: se llama” Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social” (IASS). En el atropello ha estado unánimemente presente la mayoría automática de diputados y senadores frenteamplistas del Parlamento.

Tabaré Vázquez y Danilo Astori instalaron en enero de 2007 la mentira del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a activos y pasivos. Un impuesto consistente en un porcentaje sobre los ingresos brutos de las personas. En países serios el nombre del tributo mencionado se aplica solamente sobre lo que resta a una persona de sus ingresos, luego de pagar sus gastos para vivir; la renta en el sentido literal y obvio de las palabras.

Miles de pasivos indignados ganaron un juicio contra el mencionado IRPF por decisión de la Suprema Corte de Justicia. Con rostro impávido el Dr. Tabaré Vázquez, burlándose de la Justicia y los pasivos, reimplantó inmediatamente la rapiña que redujo las pasividades con la engañifa llamada: Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS). Por él se realizan quitas mensuales de los haberes de pasividad a los vacunados por la gabela. Y, luego-lo que corre por estos días- se hace una monstruosa reliquidación, y los retirados deben abonar una nueva quita para que continúe la oligarquía burocrática sus “cuchipandas” con Ancap, Alur, la regasificadora, Afe, las brutales tarifas de Ute, el Antel Arena de 58 millones de dólares y un sin fin de despropósitos que están a la vista de quienes quieran verlo. Con las finanzas públicas en quiebra (un déficit fiscal del gobierno próximo al 4% del PBI) no hay plata que alcance. El IASS rapiña a los pasivos desde un mínimo del 10% de las pasividades, a porcentajes mayores.

En Argentina cercanamente un tribunal especializado en seguridad social expresó la inconstitucionalidad de un impuesto equivalente a nuestro IASS. Dijo que la jubilación es “un ingreso financiado por los aportes efectuados durante la etapa activa”. Y, que es contradictorio reconocer que los beneficios previsionales “están protegidos por la garantía de integridad que consagra la Ley Suprema, y a la vez tipificarlos como una renta, enriquecimiento, rendimiento o ganancia gravada por el propio Estado que es el máximo responsable de velar por la vigencia y efectividad de esos principios constitucionales (…) ningún miembro del sector “pasivo” presta servicios, u obtiene rentas, enriquecimientos o rendimientos merced a una actividad realizada por él”.

La pasividad es “un débito social que se cumple reintegrando aportes efectuados al sistema previsional”. Aplicar el impuesto sobre los aportes efectuados en vida activa y repetir la tributación sobre los mismos aportes al devolverlos en forma de beneficio previsional, produce agravio al afectar la naturaleza integral del beneficio y el derecho de propiedad como consecuencia de una doble imposición y el carácter confiscatorio de la reducción”.

Los más de 155.000 uruguayos robados deben saber que dirigentes políticos pueden reparar la tropelía mencionada. No serán los bien comidos que del patrimonio común han hecho sebo y prebendas disfrutan.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)